Publicidad

Univisión Noticias

Fuerzas policiales en la ciudad de Buffalo, en Nueva York, detuvieron al atacante, un hombre de 18 años armado con un rifle y quien llevaba equipo táctico. Tres personas resultaron heridas. El joven fue llevado a corte y acusado de asesinato en primer grado. Se declaró no culpable.

Un hombre blanco de 18 años mató a tiros a 10 personas e hirió a otras tres en un supermercado en Buffalo, Nueva York, confirmó en una rueda de prensa el comisario del Departamento de Policía de Buffalo, Joseph Gramalia. El ataque es investigado como un crimen de odio con motivaciones raciales.

«Trece personas recibieron disparos, 10 murieron», dijo el policía en una rueda de prensa al explicar lo ocurrido. Con esa cifra, se convierte en el tiroteo con más número de fallecidos en lo que va de año, según la web Gun Violence Archive.

El atacante ingresó a la tienda poco antes de las 2:30 de la tarde «fuertemente armado», dijo Gramalia. Vestía chaleco antibalas, equipo táctico y portaba un rifle de asalto que disparó indiscriminadamente. Transmitió en vivo su ataque, pues llevaba una cámara.

Las autoridades explicaron que lo hizo utilizando la aplicación Twitch, un servicio interactivo de livestreamingpopular entre aficionados a juegos de video. La página dijo en un comunicado a medios que el video había sido bajado por «violar los términos de servicio», que tienen una política de «cero tolerancia contra la violencia» y que el usuario había sido suspendido indefinidamente.

Gramalia dijo que el sujeto manejó «horas» para llegar a Buffalo a cometer el crimen múltiple. Al bajar de su auto, disparó contra cuatro personas en el estacionamiento del supermercado, tres murieron. Luego entró a la tienda y tuvo un enfrentamiento con el oficial de seguridad del lugar, que recibió disparos y también falleció.

El sheriff del condado Erie, John García, dijo en la rueda de prensa que se trató de un acto «demoníaco», «un crimen de odio» que ocurrió en un área de residentes predominantemente negros, por lo que se trata de un hecho violento con motivaciones racistas.

La Policía señaló que 11 de las víctimas eran personas de color y dos eran blancas.

El alcalde de Buffalo, Byron Brown, dijo en la rueda de prensa que el atacante no era un miembro de la comunidad. Dijo que muchas de las víctimas eran personas que todos conocían.

El fiscal de distrito John J. Flynn explicó que habían recabado evidencia en el lugar que hablaba de una «motivación racial» y que el atacante sería acusado de asesinato en primer grado. Se trata de un cargo que puede llevar a una sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. La noche del sábado en una audiencia de presentación que duró menos de cinco minutos, el atacante fue identificado en corte como Payton S. Gendron. Al ser imputado se declaró no culpable, pero las autoridades ordenaron que permaneciera detenido y sin posibilidad de fianza. Su próxima aparición en corte será el jueves a las 9:30am, cuando el caso sea revisado por un gran jurado.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.