Publicidad


Laura Place/ Santa Maria Times

En un brote de COVID-19 en curso en el centro de enfermería especializada Santa Maria Post Acute, 38 residentes y 24 miembros del personal dieron positivo por la enfermedad y al menos un residente murió hasta el lunes, según datos del Departamento de Salud Pública del Condado de Santa Bárbara.

Anteriormente el Centro de Atención de Santa María, la instalación de 55 camas en Cook Street tiene el brote más grande en una instalación de enfermería especializada del condado de Santa Bárbara desde el comienzo de la pandemia.

El segundo más grande fue identificado en Country Oaks Care Center en Santa María, con 30 casos de residentes, 28 casos de personal y 12 muertes de residentes.

Santa Maria Post Acute no ha publicado información sobre el brote o su respuesta, y no ha respondido a solicitudes de comentarios.

De acuerdo con las pautas del Departamento de Salud Pública de California, los centros de enfermería especializada deben poner en cuarentena a todos los residentes con COVID positivo en un área designada separada de la población sana, o transportarlos a otro centro para recibir atención adicional.

Además, se alienta a las instalaciones a designar temporalmente a cierto personal de atención médica para pacientes positivos para evitar una mayor propagación por toda la instalación. Los departamentos de salud pública del estado o del condado también pueden proporcionar personal para ayudar con la escasez de personal.

Una vez que se han identificado los casos, las instalaciones deben realizar pruebas continuas a todo el personal y los residentes hasta que no se hayan confirmado nuevos casos durante 14 días, de acuerdo con las directrices estatales.

Junto con el aumento de casos en Santa Maria Post Acute, el Departamento de Salud Pública del Condado de Santa Bárbara confirmó 37 casos de COVID-19 durante el fin de semana del 3 al 4 de octubre, seguidos de 35 casos adicionales de COVID-19 el lunes.

El número total de casos de COVID-19 en el condado es ahora de 9.319, y 122 casos aún se consideran activos y contagiosos, según datos de salud pública.

De los 37 casos confirmados durante el fin de semana, 18 se confirmaron el sábado. seguido de 19 el domingo.

El número de hospitalizaciones en el condado ha aumentado ligeramente desde el viernes, con 23 personas actualmente hospitalizadas, incluidas cinco personas en la UCI, según datos de salud pública.

En la ciudad de Santa María, 56 de los 3.984 casos totales permanecen activos. Han muerto sesenta y dos personas.

En la comunidad de Orcutt, cinco de los 334 casos totales permanecen activos. Tres personas han muerto.

En la ciudad de Lompoc, 22 de 856 casos totales permanecen activos. Han muerto ocho personas.

En el Valle de Santa Ynez, que incluye las áreas de Solvang, Buellton, Los Olivos, Los Alamos, Santa Ynez y Ballard, tres de 157 casos totales permanecen activos. Siete personas han muerto.

Casos de COVID-19 en el condado de San Luis Obispo

En el vecino condado de San Luis Obispo, se confirmaron 35 casos adicionales de COVID-19 durante el fin de semana del 3 al 4 de octubre, seguidos de 22 casos adicionales el lunes, según el Departamento de Salud Pública del condado.

El número total de casos en el condado es ahora de 3.742, con 197 casos considerados activos y contagiosos, según datos de salud pública.

De los 35 casos confirmados durante el fin de semana, 17 se reportaron el sábado, seguidos de 18 el domingo.

De los 302 casos totales de COVID-19 confirmados en un brote en la Colonia de Hombres de California en San Luis Obispo, un total de 11 casos permanecen activos bajo custodia, según el Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.