Publicidad

Univision Noticias

Un grupo integrado por 14 grupos defensores de los derechos de los inmigrantes exige investigar el uso de químicos peligrosos en cárceles de indocumentados en todo el país.

Qué dice la carta

En la misiva, la coalición denuncia que, además del centro de detención de Glades, el uso indebido de pesticidas se registra en otras cárceles de ICE alrededor del país, situación que ha vuelto inseguras las condiciones de vida de los inmigrantes privados de libertad mientras esperan la resolución de sus casos en los tribunales de inmigración.

“Nosotros, organizaciones ambientales, de derechos de los inmigrantes y de justicia social, escribimos para llamar su atención a las condiciones de vida inseguras e ilegales en los centros de detención (…) causados por violaciones de la Ley Federal de Insecticidas, Fungicidas y Rodenticidas (FIFRA)”, se lee en la misiva.

Los denunciantes agregan que “desde el sur de Florida hasta el norte de Washington (oeste), personal de los centros de detención están rociando desinfectantes químicos excesivamente concentrados (regulados como pesticidas bajo FIFRA) en espacios pobremente ventilados donde viven y comer inmigrantes”.

Advierten además que el uso de estos productos está prohibido en este tipo de espacios y que en algunas instalaciones “los desinfectantes químicos se utilizan en más de 50 veces la concentración máxima permitida por etiquetas FIFRA”.

Problemas de salud

La denuncia presentada por la coalición señala que “sin capacidad para evitar la exposición y protegerse, las personas privadas de libertad en los centros de detención de ICE han sufrido dificultad para respirar, tos, sangrado de la nariz, dolores de cabeza, náuseas intensas y un mayor riesgo de daño en sus sistemas de reproducción, entre otras enfermedades crónicas”.

Los investigadores concluyeron además que los problemas hallados en el centro de detención de Glades “no son hechos aislados” que forman “un patrón de mala conducta dirigido a una población vulnerable: migrantes bajo custodia de ICE que no tienen otra opción” mientras esperan la resolución de sus casos.

Ante este panorama, la coalición instas a EPA “investigar de inmediato las violaciones de FIFRA en los centros de detención de migrantes en todo el país, incluido el condado de Glades, y tomar todas las medidas de cumplimiento necesarias para proteger a las personas en custodia de inmigración y responsabilizar a esas instalaciones por sus violaciones ambientales”.

“Si los centros de detención de migrantes no pueden operar de manera segura y en cumplimiento con FIFRA, deben cerrarse”, precisaron.

Condiciones peligrosas

El informe presentado la EPA advierte que los inmigrantes detenidos en los más de 200 centros en todo el país “están sujetas a condiciones de hacinamiento, sitios insalubres y trato inhumano”, donde además se han registrado acusaciones por insultos racistas, abusos sexuales y otros comportamientos deshumanizantes.

Agrega que en los últimos dos años “la pandemia de COVID-19 solo ha hecho que empeoren las condiciones de vida” de los internos, quienes no pueden acatar las recomendaciones de distanciamiento social y tampoco las autoridades los colocan en el Programa Alternativas de Detención (ATD) para evitar contagios.

Por el contrario, denuncian que los operadores de las instalaciones carcelarias “han reducido drásticamente” los espacios y “aumentado la dependencia de desinfectantes químicos”.

“Estas medidas, sin embargo, no han impedido brotes y propagación de COVID-19 en los centros de detención, pero en cambio han dañado a las personas rociadas con productos químicos o expuestos a ellos”, precisan.

Desde que fue declarada la pandemia, en marzo de 2020, varias de las organizaciones que firmaron la carta dirigida a EPA han denunciado el uso de desinfectantes y químicos con los que han rociado a los internos sin consultarles y prevenirles sobre los daños que pueden causar a la salud.

Protesta en Florida

Este jueves, representantes de la coalición se reunieron frente a la Oficina de Campo de ICE en Plantation, Florida, para exigir el cierre definitivo del centro de detención en el condado de Glades y la liberación de los más 18,000 detenidos en las otras cárceles a nivel nacional.

“A este momento quedan 8 detenidos en Glades. La mayoría ya fueron enviados a otros centros”, dijo Bilbao.

“La coalición exige el cierre de esta cárcel y de los demás centros de detención. Las condiciones en la que viven los internos son peligrosas y atentan contra la salud de todos ellos”, apuntó.

La protesta es una de varias acciones que se llevan a cabo en todo el país de acuerdo con la campaña del Día Nacional de Acción “Communities Not Cages” de Detention Watch Network, que coincide con el discurso del Estado de la Unión de Biden, y donde los grupos manifiestan una profunda decepción y frustración por las promesas de campaña incumplidas por parte del mandatario.

Las organizaciones dicen que el presidente ha estado en el cargo durante más de un año “y no ha logrado cumplir con las comunidades de inmigrantes”. Entre las quejas mencionan el alto número de detenidos y que las denuncias sobre malos tratos, así como programas como el Quédate en México y la vigencia del Título 42 del Código de Estados Unidos, no muestran una mejora en el sistema migratorio.

Univisión Noticias preguntó a ICE sobre la denuncia de uso de quñimicos peligrosos en el centro de detención en Grades. Al cierre de esta nota la agencia no había respondido a la solicitud de comentarios.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.