Publicidad

Univision noticias

Un bombardeo ordenado este viernes por Estados Unidos contra un convoy en el aeropuerto de Bagdad, la capital iraquí, mató al poderoso líder militar de Irán Qassem Soleimani y a otras siete personas. Como respuesta a la muerte del hombre considerado el brazo derecho del ayatolá Alí Jamenei, Irán amenazó con una «venganza terrible» en una escalada de la tensión entre Washington y Teherán que ha encendido las alarmas en el mundo.

Irán podría lanzar ciberataques contra Estados Unidos

Las represalias de Irán después del ataque de Estados Unidos en el que murió su principal general posiblemente incluyan ciberataques, advirtieron expertos en materia de seguridad el viernes.

Los hackers con respaldo de Irán ya se encuentran entre los más agresivos del mundo y podrían inyectar malware que desencadene interrupciones significativas en el sector público y privado de Estados Unidos.

Entre los posibles objetivos iraníes se incluyen fábricas, plantas de crudo y gas y sistemas de tránsito. Un alto funcionario federal de ciberseguridad advirtió a empresas y agencias gubernamentales que operen con extrema cautela.

Hackers respaldados por el gobierno iraní perpetraron una serie de ataques de negación de servicio que desconectaron los sitios web de los principales bancos estadounidenses, de la Bolsa de Valores de Nueva York y de la NASDAQ entre 2012 y 2013, en respuesta a sanciones de Estados Unidos. Dos años después, borraron los servidores del Sands Casino en Las Vegas, paralizando las operaciones hoteleras y de apuestas.

Los ataques cibernéticos a objetivos en Estados Unidos disminuyeron una vez que Teherán alcanzó un acuerdo nuclear en 2015 con el gobierno del entonces presidente Barack Obama. La muerte del comandante de la Fuerza Quds, Qassam Soleimani, meses después de que Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo, altera por completo la ecuación.

El departamento de Estado justifica el ataque que acabó con la vida de Soleimani

Oficiales del departamento de Estado justificaron el asesinato del general iraní Qasem Soleimani alegando que de no haber tomado esta acción cientos de estadounidenses hubieran muerto.

También rechazaron que se califique de asesinato la operación que terminó con la vida de Soleimani. Según sus palabras «los asesinatos no están permitidos bajo la ley, ni las venganzas ni las ejecuciones extrajudicieales. El criterio es, si tienes evidencia abrumadora de que alguien va a lanzar un ataque militar o terrorista contra ti», informó el Washington Post.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.