Publicidad

Univision Noticias

Tyre Sampson, un adolescente de Missouri, murió la semana pasada al caer de una altísima atracción en el parque de diversiones ICON Park de Orlando, Florida. Su prima habló por teléfono con él justo antes de que se subiera y relata que ya le habían dicho que no en otras dos anteriores por superar el peso máximo permitido. ¿Fue esa la causa del accidente?

Tyre Sampson tenía solo 14 años cuando murió el pasado jueves tras caer de la altísima torre Orlando Free Fall en el ICON Park de Orlando, Florida. Se investiga si no debieron haberle dejado subir por su peso, la razón por la que no le permitieron montarse en dos otras atracciones ese mismo día.

Antes de subir a la atracción que le costaría la vida, Sampson habló por teléfono con su prima Shay Johnson, quien relató a la cadena Spectrum News 13, afiliada de CNN, que ese era su tercer intento por subirse a algo.

Poco después de intentar montarse en la primera atracción llamó a su prima de nuevo y le contó: «Dijeron que soy demasiado grande. No me puedo montar».

Su prima nunca imaginó que esas serían sus últimas conversaciones: «No sabía que era la última vez que hablaría con él vivo», dijo en la entrevista.

El adolescente era un destacado jugador de fútbol americano y sus seres queridos lo describían como » un gigante amable con buen corazón».

El padre de Tyre, Yarnell Sampson, dio las medidas de su hijo a CNN: «Mi hijo medía 6’5″, 340. Entonces, era un tipo grande».

El manual de operaciones y mantenimiento de la atracción indica que el peso máximo permitido es unas 287 libras. El documento lo ha publicado en internet el Departamento de Agricultura y Servicios del Consumidor de Florida.

Es más, el manual pide explícitamente a los trabajadores que tengan cuidado de que las personas más grandes encajen correctamente en los asientos, tanto en el contorno como en los arneses que sujetan. «Si esto no es así, no dejen a esa persona montar», indica el documento.

El operador de la atracción, Slingshot Group, no ha confirmado por el momento si el joven cumplía esos requisitos y tampoco que se le había negado subir a otras atracciones por su tamaño.

Atracciones del grupo Slingshot cerradas mientras se investiga

El asiento estaba en su sitio cuando la atracción paró tras la caída del joven. Ahora se investiga el estado de los arneses que sujetan para determinar qué fallo, por qué lo hizo y cómo pudo haberse evitado.

El suceso ocurrió en el ICON Park, ubicado en el distrito turístico de Orlando. El joven no murió en el acto: fue atendido en el lugar de los hechos y después trasladado al hospital, donde falleció a consecuencia de sus heridas, según informó la Oficina del Alguacil del Condado de Orange.

El joven era de Missouri y estaba en Orlando de visita con amigos y familiares. «Basada en las investigaciones preliminares, todo apunta a que ha sido un terrible accidente«, dijo el pasado viernes el jefe policial.

Sampson cayó desde la atracción Orlando Free Fall, que empezó a operar en diciembre pasado y es promocionada como la torre de caída libre más alta del mundo.

John Stine, director de ventas y marketing de Slingshot Group, la compañía propietaria de la atracción, lamentó el suceso y señaló que están cooperando con las autoridades.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.