Publicidad

Noticia Telemundo

Otras 10 personas están heridas, algunas críticas, tras el ataque en Monterey Park. El sospechoso es un hombre que está huido. La policía investiga si fue un crimen de odio.

Al menos 10 personas han muerto y otras 10 fueron heridas, algunas de forma crítica, el sábado por la noche cuando un hombre abrió fuego en un club nocturno en Monterey Park (California), según informó el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles.

Robert G. Luna, sheriff del condado de Los Ángeles, aseguró este domingo en conferencia de prensa que las víctimas, son cinco mujeres y cinco hombres, de entre 20 y 50 años.

Luna añadió que el sospechoso es un hombre de origen asiático y, aunque no confirmó que se trata de un crimen de odio cuestionó «quién entra y mata a 10 personas». 

Por su parte Hilda Solis, miembro de la Junta de Supervisores del condado aseguró: «los crímenes de odio no son cosa nueva, por eso tomamos medidas después del COVID-19, cuando vimos asaltos a personas de la comunidad asiática».

«Es uno de los casos más terribles en el condado», lamentó Luna. «Estamos en la fase inicial de esta investigación, es más lo que no sabemos de lo que sabemos», dijo y agregó que el sospechoso no utilizó un rifle de asalto y no se sabe si conocía a alguna de las víctimas.

Luna también aseguró que todavía no se sabe si el incidente reportado en Alhambra, a dos millas al norte de Monterey Park, está relacionado con el tiroteo.

Scott Wiese, jefe de policía de Monterey Park, pidió a los residentes compartir cualquier información con las autoridades. «Estamos trabajando muy seriamente para capturar al sospechoso», afirmó. 

El tiroteo ocurrió a las 10:20 de la noche (hora de la costa Oeste) en un local en la avenida West Garvey, a unas 10 millas al este del centro de Los Ángeles, en una comunidad de mayoría asiática.

“Los investigadores están analizando todas las pistas posibles de este caso», dijo Andrew Meyer, del Departamento del Sheriff de Los Ángeles, en una conferencia de prensa previa el domingo, “Analizaremos todos los ángulos en cuanto a si fue un crimen de odio o no”.

El sospechoso del ataque es un hombre, según Meyer, que huyó tras el tiroteo y aún no ha sido capturado. “En lo que respecta a si conoce o no a alguna de las víctimas, es demasiado temprano en la investigación para saber eso”, agregó el portavoz policial.

La policía está investigando otro incidente ocurrido horas antes en el suburbio de Alhambra, a dos millas al norte de Monterey Park, para determinar si están relacionados. “Tenemos investigadores en la escena tratando de determinar si existe una conexión entre estos dos incidentes”, explicó Meyer.

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, aseguró en la red social Twitter que el presidente, Joe Biden, fue informado sobre el tiroteo por el asesor de Seguridad Nacional, y que pidió al FBI que apoye a las autoridades locales en la investigación.

El gobernador de California, Gavin Newsom, escribió en Twitter que la ciudad de Monterey Park “debería haber tenido una noche de celebración alegre” y en su lugar experimentó un “acto horrible y despiadado de violencia armada”. “Nuestros corazones están de luto a medida que conocemos más sobre los devastadores actos de anoche”, añadió.

Monterey Park tiene alrededor 60,000 residentes, con un 65% de población asiático-estadounidense y en 27% latino, según datos del Censo. Decenas de miles se habían reunido el sábado en la tarde para el festival por el Año Nuevo Chino, que dura dos días y es uno de los más grandes de la región. El programa del festival indica que terminaba su primera jornada el sábado a las 9 de la noche. El evento presenta “puestos de comida con varios tipos de artículos deliciosos, juegos mecánicos y mucho entretenimiento en vivo”, según la web de la ciudad. El festival fue cancelado este domingo

El área suele ser tranquila, con muy pocas denuncias de hechos violentos o delitos, según han señalado las tiendas y negocios locales. Los registros del FBI muestran que no han habido casos previos de «asesinato y homicidio involuntario no negligente». 

El tiroteo fue reportado casi de inmediato por testigos en redes sociales, pero las autoridades no confirmaron por el transcurso de varias horas el incidente ni la cifra de personas baleadas. Mientras tanto, videos e imágenes mostraban en Twitter una gran cantidad de vehículos policiales y un helicóptero sobrevolando el área. En algunas fotografías difundidas se veía a heridos en ambulancias.

Seung Won Choi, dueño del restaurante de parrilladas de mariscos Clam House al otro lado de la calle donde ocurrió el tiroteo, contó al diario Los Ángeles Times que en la noche del sábado tres personas entraron corriendo a su restaurante y le dijeron que cerrara la puerta con llave: en la zona había un hombre con una ametralladora. También le dijeron a Choi que el atacante tenía varias rondas de municiones, y que había recargado su arma. 

Wong Wei, que vive cerca, dijo además que su amiga había ido al club esa noche y que estaba en el baño cuando comenzó el tiroteo. Cuando salió, vio a un hombre armado y tres cuerpos: dos mujeres y una persona que dijo que era el manager del club, contó. La amiga logró escapar a su casa a salvo. 

El ataque en Los Ángeles de este sábado es el quinto tiroteo en el país este mes y el más mortífero desde que 21 personas fueron asesinadas en una escuela en Uvalde, Texas, según la base de datos de la agencia The Associated Press sobre asesinatos en masa en el país. El tiroteo ocurre además dos meses después de cinco personas fueron asesinadas en un club nocturno de Colorado Springs.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.