Publicidad

Telemundo Noticias

El secretario de Seguridad Nacional de la Administración Biden, Alejandro Mayorkas, viajó por primera vez este sábado a la frontera sur junto a un grupo de altos funcionarios, a solo días de reconocer que la llegada masiva de migrantes representa un «reto» para el nuevo Gobierno. La visita de Mayorkas al Valle del Río Grande, en el extremo sur de Texas, no fue anunciada previamente, pero varios funcionarios confirmaron Noticias Telemundo Investiga que este sí fue parte de la delegación.

Este domingo, la Casa Blanca confirmó en un comunicado la visita. Se estima que 10,000 migrantes fueron detenidos por las autoridades migratorias en el Valle del Río Grande en la última semana. Mayorkas visitó primero el centro de procesamiento de Donna, y también el de Laredo y Carrizo Springs, donde el Gobierno de Biden ha reabierto un centro de menores que desató críticas entre la comunidad migrante, por considerar que se trata de un paso hacia atrás en las promesas de Biden por dar un trato más humano a los solicitantes de asilo.

La Casa Blanca dijo en un comunicado que el presidente Biden, había «pedido» a un grupo de funcionarios que viajaran a la frontera «para brindarle información completa sobre la respuesta del Gobierno a la afluencia de menores no acompañados». El presidente solicitó una «evaluación de los pasos adicionales que se pueden tomar para garantizar la seguridad y cuidado de estos niños», apuntó la Casa Blanca. Mayorkas culpó esta semana al Gobierno de Donald Trump por el creciente número de menores no acompañados detenidos después de cruzar la frontera con México, y dijo que las políticas del expresidente dejaron a Biden con un sistema de inmigración «destruido».

Un día después de que Trump criticara las políticas fronterizas de su sucesor en un discurso ante la Conferencia de Acción Política Conservadora, Mayorkas negó que la nueva Administración esté entrando en una crisis. “Tenemos un desafío en la frontera”, dijo. «Un desafío estresante. Es por eso que, francamente, estamos trabajando tan duro. No solo para abordar la urgencia del desafío, sino también para desarrollar la capacidad para manejarlo y cumplir con nuestras aspiraciones humanitarias y ejecutar la visión del presidente», agregó.La afluencia de migrantes en la frontera se ha convertido en el problema más inmediato para Biden, mientras sortea los obstáculos para cumplir sus promesas de campaña de revertir las políticas disuasorias de Trump, incluidas las órdenes ejecutivas para frenar las deportaciones, congelar la construcción del muro fronterizo y reunir a los cientos de familias separadas bajo la Administración Trump.

Mayorkas admitió este jueves que el Gobierno no tiene capacidad suficiente para la llegada masiva de migramtes. Biden está valorando también usar una instalación militar en Virginia para acoger el exceso de menores de edad que cruzan la frontera a diario sin un padre. El número de menores que llegan sin padres a menudo ha superado los 300 por día en la última semana, un aumento de cuatro veces desde octubre. Mayorkas dijo a los periodistas que la Administración Biden está «trabajando las veinticuatro horas del día para reemplazar la crueldad de la Administración pasada con un proceso de inmigración ordenado, humano y seguro», citando las cuestionadas directrices de Trump en 2018 que condujeron a la separación de más de 3,000 niños de sus padres en la frontera.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.