Publicidad

Telemundo Noticias

Un hombre ha sido acusado de secuestrar a una mujer que desapareció mientras corría cerca de la Universidad de Memphis, Tennessee el viernes por la mañana, dijo este domingo la policía. Cleotha Abston, de 38 años, ha sido acusado de secuestro «especialmente agravado y de manipulación de pruebas» en la desaparición de Eliza Fletcher, maestra de 34 años y madre de dos, dijo el Departamento de Policía de Memphis.
También fue detenido su hermano Mario Abston, de 36 años, pero la policía dijo que no cree que esté relacionada con el secuestro de Fletcher. Fletcher “no ha sido localizada hasta ahora”, añadió la policía por lo que la investigación sigue en curso. La mujer es la nieta de un multimillonario. Las autoridades dicen que la mujer fue obligada a entrar en un vehículo mientras corría cerca del campus de la Universidad de Memphis: un hombre se le acercó y la obligó a entrar en una camioneta GMC Terrain de color oscuro tras un breve forcejeo.
Al ver que no regresaba a casa, su marido denunció su desaparición. Una persona que andaba en bicicleta por la zona alrededor de las 6:45 am encontró el celular de Fletcher unos zapatos y se los dio a su familia, que lo entregó a la policía, según los registros judiciales. Tras hacer unas pruebas de ADN, las autoridades vincularon los zapatos a Cleotha Abston, según los registros judiciales.
Fletcher es la nieta y heredera del difunto Joseph “Joe” Orgill III, un multimillonario que dirigía Orgill Inc., un distribuidor de hardware con sede en Memphis, y murió, según el periódico The New York Times. En el momento del secuestro, la mujer llevaba unos pantalones cortos para correr de color morado y un top rosa. La policía describió a Fletcher como una mujer blanca, de 5 pies y 6 pulgadas (1.65 metros) de altura, con el pelo castaño y los ojos verdes, que pesa 137 libras.
El sábado, su familia, que la llama Liza, publicó un comunicado leído por el tío de Fletcher, Michael Keeney quien dijo que “Liza ha tocado el corazón de muchas personas”, y señaló una avalancha de apoyo a la ávida corredora y maestra de jardín de niños. “Lo que más deseamos es que Liza vuelva a casa sana y salva”, añadió. La familia ha ofrecido una recompensa de 50,000 dólares por información que conduzca a su regreso sano y salvo, según la filial de NBC News WMC. Está previsto que Abston sea procesado el martes.
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.