Publicidad

Telemundo Noticias

Una locutora de radio mexicana muy popular entre la comunidad hispana de Utah fue asesinada el domingo a balazos presuntamente por su expareja, que se encuentra en paradero desconocido. Gabriela Sifuentes Castilla, de 38 años, más conocida por su pseudónimo artístico de Gaby Ramos, era una de las voces más notorias de La Más Picosita, una radio local de Salt Lake City.

En la madrugada del domingo, su expareja Manuel Omar Burciaga-Perea, de 34 años acudió a la vivienda que Ramos compartía con su hermana Rocío Sifuentes y el esposo de ésta en Taylorsville, un municipio de Salt Lake City, según relató la mujer. El hombre terminó yéndose, pero poco después regresó y disparó hasta siete veces.

Tres balas impactaron contra Gaby, que murió prácticamente en el acto, siempre según el relato de Sifuentes. «Cuando llegó la ambulancia, ya había dejado de respirar», explicó Sifuentes a la prensa. La mujer describió al exnovio como «una persona muy violenta, muy celoso, posesivo». «Creo que lo hizo bien pensado», agregó Sifuentes.

Las autoridades buscan a Burciaga-Perea, quien viajaría en una camioneta Chevrolet gris modelo 2000 con matrícula de Utah U405MN. La policía lo considera armado y peligroso. La familia de Ramos teme que el hombre haya huido al estado mexicano de Chihuahua, de donde es originario. «Que se entregue.

Si nos está escuchando, que se entregue», pidió Rocío Sifuentes. «Cuando llegó la ambulancia, ya había dejado de respirar», explicó Sifuentes a la prensa. La mujer describió al exnovio como «una persona muy violenta, muy celoso, posesivo». «Creo que lo hizo bien pensado», agregó Sifuentes. Las autoridades buscan a Burciaga-Perea, quien viajaría en una camioneta Chevrolet gris modelo 2000 con matrícula de Utah U405MN.

La policía lo considera armado y peligroso. La familia de Ramos teme que el hombre haya huido al estado mexicano de Chihuahua, de donde es originario. «Que se entregue. Si nos está escuchando, que se entregue», pidió Rocío Sifuentes. Ramos, egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, llegó a Estados Unidos hace tres años en busca de un futuro mejor para su hija de 10 años.

Tal y como ella misma contó por redes sociales, en sus inicios trabajó en un restaurante donde aprendió a cocinar tortillas. La comunidad hispana y los oyentes de su emisora de radio organizaron una recaudación de fondos para ayudar a la familia.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.