Publicidad

KSBY Noticias

IMPERIAL, California, EE.UU. (AP) — Un recluso de una prisión de California que cumplía cadena perpetua murió después de que otros dos reclusos lo atacaran con armas hechas a mano, dijeron el martes funcionarios penitenciarios estatales.

William Quintero, de 47 años, fue atacado el lunes en un patio de recreación en la prisión estatal de Centinela y fue trasladado en avión a un hospital donde murió unas nueve horas después, dijeron las autoridades.

Se recuperaron dos armas.

La prisión está ubicada en el condado de Imperial, al norte de la frontera con México.
Quintero y sus presuntos atacantes, José Pérez y Juan Serrano, cumplían cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Quintero cumplía su condena del condado de Los Ángeles por asesinato en primer grado, secuestro y robo.

Pérez, de 46 años, también cumplía una sentencia del condado de Los Ángeles por asesinato en primer grado, asesinato en segundo grado y secuestro. Más tarde fue condenado por posesión de una sustancia controlada mientras estaba en la cárcel y tenía una sentencia anterior por ser un delincuente en posesión de un arma.

Serrano, de 34 años, fue sentenciado en el condado de Santa Bárbara por asesinato en primer grado, además de conspiración para cometer asesinato en primer grado y conspiración para participar en actos criminales de pandillas callejeras. Formó parte de un grupo de acusados ​​condenados por una serie de asesinatos relacionados con la pandilla MS-13 en Santa María entre 2013 y 2016.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.