Publicidad

Telemundo Noticias

El gobernador de California, Gavin Newsom, hizo un llamado a los residentes para que reduzcan de manera voluntaria su consumo de agua en un 15%, en medio de la sequía que se intensifica en el estado y las altas temperaturas. Newsom, un demócrata que se enfrenta a una elección en septiembre para revocar su mandato, expandió la declaración de emergencia por la sequía a 50 de los 58 condados del estado, donde vive alrededor del 42% de la población.

Los condados más poblados como Los Ángeles o San Francisco no se han incluido en su proclamación. «Tenemos la esperanza de que las personas adopten esa mentalidad que tuvieron en la última sequía y la extiendan con una reducción voluntaria del 15%, no solo en las residencias, sino también en las operaciones comerciales industriales y agrícolas», declaró Newsom frente a periodistas en el condado de San Luis Obispo.

El estado de emergencia le permite a la Junta de Control de Recursos Hídricos del estado de California reducir el derecho a desviar agua de los ríos si hay escasez. También le permite a las agencias estatales hacer transferencias de agua para usos prioritarios con mayor facilidad.

Una declaración de sequía en 2014 por parte del gobernador Herry Brown estuvo en efecto por más de tres años. Esa sequía agotó las reservas de agua en el subsuelo y provocó cambios en el modo en el que se usa el agua para fines comerciales y residenciales. También atrajo la atención de Donald Trump, quien ridiculizó la estrategia del estado para lidiar con la crisis y aseguró cuando se postulaba a la presidencia en 2016, que no había ninguna sequía que amenazara California.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.