Publicidad

Telemundo Noticias

Funcionarios rusos acusaron a una mujer embarazada, víctima del bombardeo, de usar maquillaje para falsificar sus heridas. Un equipo de la agencia de noticias AP estaba cerca del hospital y filmó y fotografió la destrucción que dejó una veintena de heridos y una madre y su bebé fallecidos.

Algunas de las imágenes más crudas que documentan los ataques indiscriminados de Rusia contra civiles en Ucrania, provienen de un hospital de maternidad en la ciudad de Mariupol, bombardeado por el ejército ruso el miércoles 9 de mayo.

Un equipo periodístico de la agencia AP se encontraba cerca del Hospital de Salud de Niños y Mujeres cuando fue atacado y tomó videos y fotografías de la destrucción y las víctimas siendo evacuadas del recinto, entre ellas la de una mujer con la cara ensangrentada y envuelta en una manta, caminando entre los escombros.

Esa mujer era la bloguera Mariana Vishegirskaya, una paciente del hospital, que dio a luz a una niña un día después del ataque aéreo.

Tras el bombardeo, los medios estatales de Rusia y sus embajadas utilizaron las imágenes y el nombre de Vishegirskaya para asegurar falsamente que el ataque a la maternidad no era real y acusó a la bloguera de falsificar las fotografías.  

El falso mensaje fue repetido en varios idiomas por las sedes diplomáticas rusas en diversos países. La embajada en Reino Unido aseguró que las heridas en la cara de Vishegirskaya correspondían a “maquillaje muy realista”.

Twitter removió la publicación de la embajada rusa en Londres, por considerar que viola sus políticas sobre desinformación. Sin embargo, textos similares siguen publicados en las cuentas de otras embajadas rusas, entre ellas la de México

“❓Sigues creyendo en las imágenes de la maternidad bombardeada en #Ucrania❓Es un #montaje realizado con el fin de manipular la opinión pública mundial”, dice el mensaje ruso en español.

Acusaciones falsas

Lo que dice Rusia es falso. El ataque sí ocurrió y quedó documentado gracias a los reporteros y fotógrafos de The Associated Press que estaban en la zona afectada.

Ante la condena internacional por el ataque, los diplomáticos rusos dijeron falsamente que el hospital había sido tomado por “radicales ucranianos”, que lo utilizaban como base, y estaba vacío de pacientes y personal médico. Pero eso también es mentira, tal como lo comprobó el equipo de AP.

“Los reporteros de The Associated Press en Mariupol que documentaron el ataque en video y fotos, vieron de primera mano a las víctimas y los daños, y nada que indique que el hospital se usó como algo más que un hospital”, escribió la agencia en su reporte.

Y si bien Vishegirskaya es una bloguera ucraniana en Mariupol, que publica contenido sobre el cuidado de la piel, el maquillaje y los cosméticos, “no hay evidencia de que fuera otra cosa que una paciente en el hospital”, señala la agencia AP.

[Periodista narra la censura en Rusia tras el arresto de una colega por protestar la guerra]

Después del bombardeo, Vishegirskaya fue trasladada a un hospital en las afueras de la ciudad, donde dio a luz a una niña llamada Veronika, mediante una cesárea el jueves 10 de marzo. El viernes, un equipo de la agencia AP estuvo en el centro médico con la madre, su esposo, Yuri, y la bebé. En las fotografías y videos se puede ver a Vishegirskaya en la cama con el mismo pijama de lunares que llevaba el día del ataque a la maternidad, abrazando a su hija recién nacida.

En su intento por negar el ataque, que dejó cerca de 20 heridos y dos víctimas mortales, los funcionarios rusos publicaron en redes sociales dos imágenes tomadas para AP por el fotógrafo ucraniano Evgeniy Maloletka. Una muestra a Vishegirskaya bajando las gradas en el destruido hospital, y en la segunda se ve a otra mujer embarazada que sacan del centro médico malherida en una camilla.

Los funcionarios rusos señalaron falsamente que las mujeres de ambas fotografías eran la misma persona y colocaron en las imágenes un texto que dice ‘falso’. También incluyeron otra imagen que Vishegirskaya publicó en Instagram en octubre del año pasado, en la cual posa con varios productos de belleza.

En su cuenta de Instagram se puede ver Vishegirskaya ha documentado su embarazo con múltiples fotografías en meses recientes.

La mujer que sacaron en la camilla es, en realidad, otra víctima del bombardeo ruso al hospital, de la que no trascendió el nombre. Fue llevada a otro hospital pero murió junto a su bebé, según dijeron los médicos a la agencia AP.

La pelvis de la mujer había sido aplastada y su cadera estaba desencajada, contó a AP el cirujano Timur Marin. Los médicos sacaron al bebé con una cesárea, pero no tenía “signos vitales”, indicó.

El ataque ruso al hospital de Mariupol recibió la condena mundial.

“Un hospital de niños. Un hospital de maternidad. ¿Cómo amenazaron a la Federación Rusa? (…) ¿Qué clase de país es este, la Federación Rusa, que tiene miedo de los hospitales, miedo de los hospitales de maternidad y los destruye?”, dijo el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy en su video.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, calificó el bombardeo como un “acto de guerra vergonzoso e inmoral”, mientras que la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, elogió a la prensa por “documentar la verdad sobre el terreno” y dijo: “Rusia no puede encubrir el trabajo de los fotógrafos de noticias de AP”.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.