Publicidad

Los Ángeles, 17 may (EFE).- David Wenwei Chou, el sospechoso de perpetrar el tiroteo del domingo pasado en una iglesia de California que dejó un muerto y cinco heridos, puede enfrentar la pena de muerte, según informaron este martes las autoridades.

Chou fue acusado hoy de asesinato, según el fiscal de distrito del condado de Orange, Todd Spitzer, quien señaló en una rueda de prensa que de ser condenado enfrentaría cadena perpetua o la pena de muerte.

Señaló que las circunstancias en que el acusado perpetró el ataque confieren al cargo de homicidio un agravante que podría conducir a la pena capital.

Detalló que el sospechoso se mezcló entre sus víctimas y esperó el momento preciso para atacarlas.

«Este no es un caso en el que esté descartada la (pena de) muerte. Él hizo todo lo que pudo para encajar, para hacerse uno de ellos», añadió.

Spitzer, del Partido Republicano, ha criticado la moratoria a la pena de muerte impuesta en 2019 por el gobernador demócrata de California, Gavin Newsom.

El fiscal dijo que además del cargo de homicidio en primer grado Chou, de 68 años, enfrenta cargos de intento de homicidio y posesión de artefactos destructivos con la intención de matar o dañar.

Chou, un inmigrante chino residente de Las Vegas (Nevada), está acusado de disparar contra seis personas en una iglesia presbiteriana taiwanesa en Laguna Woods, en el condado de Orange.

Don Barnes, jefe del Departamento del Alguacil del condado de Orange, dijo el lunes que las primeras investigaciones apuntan a que fue un «incidente de odio motivado políticamente» por las tensiones entre China y Taiwán.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) abrió una investigación por posible crimen de odio en relación con el tiroteo, y Spitzer dijo que su oficina trabaja con la agencia federal para analizar esa hipótesis y, en caso de confirmarla, agregarla a los cargos.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.