Publicidad
Telemundo Noticias
Ucrania acusó en la madrugada del viernes a Rusia de bombardear una estación de trenes en la ciudad de Kramatorsk, en la región rebelde de Donetsk, dejando decenas de muertos y un centenar de heridos, aunque la cifra de víctimas aún no ha sido corroborada de modo independiente.
Rusia ha negado estar detrás del ataque. El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, criticó a las fuerzas rusas por “destruir a la población civil” después de conocerse que los cohetes golpearon la estación de tren en Kramatorsk, donde miles de personas esperaban ser evacuadas. “Al carecer de la fuerza y el coraje para enfrentarnos en el campo de batalla, están destruyendo cínicamente a la población civil.
Este es un mal que no tiene límites. Y si no se castiga, nunca se detendrá”, dijo Zelenskyy en un comunicado. en su canal oficial de Telegram. El ministro de defensa ruso, por su parte, aseguró el viernes que el misil del ataque es usado por el Ejército ucraniano, y que empleó uno de ellos el 14 de marzo para bombardear el centro de la ciudad de Donetsk, matando a 14 personas.
Después de no poder tomar Kiev, Rusia cambió su enfoque a Donbas, una región industrial en su mayoría de habla rusa en el este de Ucrania, donde los rebeldes respaldados por Moscú han estado luchando contra las fuerzas ucranianas durante ocho años. Los funcionarios ucranianos advirtieron a los residentes esta semana que se fueran lo antes posible,
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.