Publicidad
Univision Noticias
George y Melvin DeJesús ingresaron en prisión en 1995 tras ser condenados a cadena perpetua por la violación y asesinato de una amiga de la familia en Michigan. Siempre clamaron por su inocencia y 25 años más tarde una jueza, tras la revisión del caso, ordenó su libertad. La anulación de las condenas de los hermanos DeJesús ocurrió a primera hora del martes.
La jueza de circuito del condado de Oakland, Martha Anderson, manifestó: «Deseo disculparme por las acciones emprendidas por sus conciudadanos contra ustedes». «Se les ha quitado veinticinco años de su vida que no pueden ser reemplazados», añadió la jueza. Después de salir de la prisión, los hermanos se abrazaron a sus familiares y se reunieron, con algunos por primera vez, en un restaurante de Lansing.
No había pruebas contra los hermanos DeJesús A los hermanos DeJesús se los condenó por la muerte de Margaret Midkiff en 1995. Midkiff fue agredida sexualmente y asesinada en su casa de Pontiac, Michigan, en julio de ese año. La encontraron atada con alambre y con una almohada en la cabeza. Un año más tarde, el ADN de la escena fue comparado con el de Brandon Gohagen.
El fiscal general adjunto, Robyn Frankel, dijo este martes que nunca se descubrió ADN que conectara a los hermanos DeJesús con el crimen. Gohagen declaró en el juicio de 1997 que los hermanos le obligaron a agredir sexualmente a Midkiff y que la mataron. George y Melvin DeJesus fueron declarados culpables de asesinato y condenados a cadena perpetua, mientras que Gohagen fue condenado por homicidio en segundo grado y conducta sexual criminal en primer grado.
Ahora, el fiscal Frankel asegura que Gohagen actuó solo en el crimen de Midkiff. Dijo que cree que Gohagen agredió sexualmente a al menos a 12 mujeres en la década de 1990, incluida Rosalia Brantley, una mujer de 22 años cuyo cadáver fue encontrado enrollado en una cortina en un parque en 1994. Gohagen fue declarado culpable de su asesinato y condenado a cadena perpetua en 2017. La Unidad de Integridad de las Condenas del fiscal general, dirigida por Frankel, encontró testigos que corroboraron las coartadas que los hermanos presentaron en el juicio y descubrió que Gohagen no había superado una prueba de polígrafo previa que fue decisiva en el caso.
Los hermanos DeJesús expresan simpatías con la familia de la víctima En el tribunal del condado de Oakland el martes por la mañana, los hermanos DeJesús expresaron su simpatía por la familia de Midkiff y dijeron que esperan que puedan reunirse en buenos términos. Al preguntársele por el futuro de los hermanos, Melvin DeJesús dijo que sería una decisión colectiva.
«Creo que va a ser una reunión familiar, una reunión para ver qué es lo siguiente en nuestra agenda como hombres libres, porque éramos niños cuando entramos y ahora somos hombres», dijo, haciendo un gesto a su hija para que se uniera a él y a su hermano en la parte delantera de la sala. Atribuyó a su madre en particular el hecho de que nunca perdieran la esperanza, diciendo que jamás dudó de que un día serían libres.
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.