Publicidad

Telemundo Noticias

“Este tipo de asesinatos aparentemente fortuitos puede crear una verdadera sensación de miedo», dice la fiscal tras el arresto de Willy Suarez Maceo, un agente inmobiliario de 25 años.

Un agente de bienes raíces de 25 años fue acusado en Miami de matar a dos hombres sin hogar, de 56 y 59 años, en incidentes separados en octubre y diciembre de 2021, siendo calificado así por las autoridades como un asesino en serie.

El joven, identificado como Willy Suarez Maceo, también está acusado de intento de homicidio por otro tiroteo contra una persona sin hogar en diciembre.

“Este tipo de homicidios son más conocidos como asesinatos en serie”, dijo Katherine Fernandez Rundle, fiscal estatal de Miami-Dade al dar a conocer la acusación el viernes pasado.

La fiscal explicó que fueron asesinatos sin planear, que se llevaron a cabo porque el criminal vio una oportunidad para atacar sin ser capturado: “Este tipo de asesinatos aparentemente fortuitos pueden crear una verdadera sensación de miedo e inquietud, sobre todo entre aquellos que pueden identificarse como parte de la población objetivo”, indicó la fiscal, según informan medios locales.

El perfil en línea de Suarez Maceo muestra a un agente de bienes raíces sonriente y con traje. Los registros indican que no tenía antecedentes penales en Florida.

Su objetivo fueron “hombres sin hogar de Miami-Dade que duermen al aire libre”, indicó Fernandez Rundle, que se encuentran entre «las personas más vulnerables de nuestra comunidad”.

Tras la pista de un Dodge Charger

Un hombre sin hogar identificado como Manuel Perez fue hallado el 16 de octubre de 2021 acuchillado. “Estaba durmiendo en la acera en el momento en que fue atacado”, explicó la fiscal.

Un testigo indicó que escuchó a Perez pedir ayuda y vio a un hombre que estaba encima de él “haciendo un movimiento hacia arriba y abajo”. Lo describió como un joven delgado, negro, cabello corto, bien afeitado y que vestía una camiseta negra.

Los investigadores dieron luego con un video de vigilancia de un negocio cercano en el que se ve a un hombre, que ahora se cree es Maceo, caminando hacia la escena y luego salir corriendo más tarde. En las imágenes de otro video parece que él está escapando en un vehículo Dodge Charger oscuro.

Tan sólo dos meses después, el 21 de diciembre, un testigo dio aviso a un oficial a las ocho de la tarde sobre la presencia de una persona en Downtown Miami que tenía lo que parecía ser un traumatismo en la cabeza.

El policía descubrió al acercarse que el hombre tenía una herida de bala. Fue llevado en estado crítico al hospital, pero logró sobrevivir.

Dos horas después, otro hombre, identificado como Jerome Price, fue encontrado sin vida con una herida de bala en el barrio de Wynwood. Un video de vigilancia obtenido por los investigadores mostró en ese momento un vehículo similar al usado en el crimen de octubre, un Dodge Charger oscuro, que se detuvo y alguien disparó por la ventana varias veces contra la víctima.

La policía pudo en esa oportunidad obtener una vista parcial del modelo, la marca y los últimos tres dígitos de la patente. Luego, se reconstruyó la placa completa a partir de las cámaras de circuito cerrado en el área. También se obtuvieron casquillos de bala.

“Esta fue un punto clave para comenzar a eliminar el anonimato de este presunto asesino misterioso”, contó Fernandez Rundle, según el canal local 10, afiliada de ABC.

Los detectives pudieron establecer una conexión entre Maceo y los dos ataques al identificar su automóvil y a partir de los resultados de las pruebas balísticas de los casquillos de bala recuperados y el video de vigilancia.

Maceo fue arrestado en diciembre sin derecho a fianza y tenía consigo en ese momento un arma del calibre que se usó en ambos tiroteos, según dio a conocer el jefe de policía de Miami, Manuel Morales, en una conferencia de prensa en diciembre.

Cambiar la percepción 

David Peery, de The Miami Coalition to Advance Racial Equity, una organización sin fines de lucro que aboga por las personas sin hogar, dijo al canal CBS local que se necesita hacer mucho más para proteger a los desamparados, incluido cambiar la narrativa de cómo se los percibe.

«Para mí, no me sorprende que veas a alguien que está ejerciendo violencia contra las personas sin hogar dado que la ciudad ha creado un ambiente que las deshumaniza”, dijo Peery.

“Lo primero que debe hacer la ciudad es detener la demagogia, dejar de deshumanizar a las personas que son víctimas de la pobreza y que son vulnerables a este tipo de violencia a diario”, agregó Peery.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.