Publicidad

KSBY Noticias

La presentadora de televisión Laura Bozzo se ha convertido en blanco de la justicia mexicana. Acusada de un supuesto delito fiscal de más de 650,000 dólares (13 millones de pesos), las autoridades dictaron una orden de aprehensión en su contra la semana pasada.

La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó la semana pasada una ficha roja a la Interpol para buscarla y detenerla en cualquier país por el delito de evasión fiscal. Sin embargo, la famosa conductora de origen peruano radicada en México no podrá ser detenida por ahora, pues un juez de distrito le otorgó una suspensión provisional de la orden de aprehensión este martes, según lo reportaron medios mexicanos.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.