Publicidad

Univision Noticias

Weinstein, que cumple una condena de 23 años en Nueva York, fue trasladado a California en julio de 2021 para enfrentar nuevos cargos de agresiones sexuales en Los Ángeles, donde tuvo una premiada y lucrativa carrera como productor de cine.

Jennifer Siebel Newsom, documentalista y esposa del gobernador de California, Gavin Newsom, relató el lunes en un desgarrador testimonio, al borde del llanto, cómo la violó Harvey Weinstein.

«¡Él sabe que esto no es normal!», llegó a gritar Siebel Newsom durante el juicio a Weinstein en Los Ángeles, recordando sus pensamientos en medio de la alegada violación de 2005. » ¡Él sabe que esto no es consentimiento!«.

Luego exclamó «¡oh, Dios!», como sobrepasada por el recuerdo. Y no pudo contener el llanto. Weinstein observó desde la mesa de la defensa.

Siebel Newsom contó que inesperadamente se encontró sola con Weinstein en una suite del Peninsula Hotel en Beverly Hills, en donde había accedido a reunirse con él, asumiendo que otros estarían presentes y hablarían sobre sus asuntos de trabajo.

Pero se encontró que en la suite estaba solo Weinstein, quien salió del baño con una bata sin nada debajo y comenzó a manosearla mientras se masturbaba.

«¡Horror! ¡Horror!», contó que fue lo que sintió. «Estoy temblando. Soy como una roca, siempre soy muy contenida pero esta fue mi peor pesadilla”. Luego dio una descripción gráfica de una agresión sexual y violación por parte de Weinstein en el dormitorio de la suite.

Weinstein alega que fueron relaciones consentidas

Los abogados de Weinstein, que solo pudieron interrogarla brevemente y continuarán este martes, dicen que los dos tuvieron relaciones sexuales consentidas y que ella buscaba usar al poderoso productor de cine para avanzar en su carrera.

Weinstein ya cumple una sentencia de 23 años por violación en Nueva York y se declaró inocente de 11 cargos de violación y agresión sexual en California. Lo han acusado cinco mujeres.

Siebel Newsom es la cuarta de las mujeres que acusan a Weinstein en California que sube al estrado a declarar. Su testimonio fue el más dramático y emotivo que se ha visto en el juicio de tres semanas.

La esposa del gobernador lloró durante las dos horas y media que estuvo en el estrado, comenzando cuando le pidieron que identificara a Weinstein, de 70 años, para el registro.

“Lleva un traje y una corbata azul, y me está mirando”, dijo mientras comenzaban a salírsele las lágrimas.

Siebel Newsom, que ahora tiene 48 años, describió cómo Weinstein se acercó a ella por primera vez en el Festival Internacional de Cine de Toronto en 2005. En ese momento, ella era productora y actriz con solo unos pocos papeles pequeños, y él estaba en el apogeo de su carrera en Hollywood.

“Parecía que el mar Rojo se estaba abriendo”, dijo mientras observaba a otros en la habitación dejarle paso. “No sé si era deferencia o miedo”.

Pero ella contó que cuando tomaron una copa más tarde aquel día, él había sido «encantador» y mostró «un interés genuino en hablar sobre trabajo».

Como estuvo en el área de Los Ángeles unas semanas más tarde, pasó por su casa durante una pequeña fiesta para dejarle un regalo e invitarla a la reunión del hotel.

Ella describió lo nerviosa que estaba después de que la dirigieran a su suite en el hotel. Cuando la fiscal adjunta de distrito, Marlene Martínez, le preguntó por qué no se fue, ella dijo: «Porque no le dices que no a Harvey Weinstein». “Él podría crear o arruinar tu carrera”, dijo. Después, reconoció que sintió “mucha vergüenza”.

“ Fui violada y no sé cómo sucedió eso”, afirmó, sollozando. «No lo vi venir y luego ya no sabía cómo escapar».

En el juicio no se menciona el nombre de Siebel Newsom. Solo es referida como Jane Doe #4. Y al igual que con las otras, Weinstein está acusado de violarla o agredirla sexualmente.

Tanto la Fiscalía como la defensa la identificaron como la esposa del gobernador durante el juicio. Su abogado le confirmó a AP y otros medios de comunicación que ella es Jane Doe #4.

Weinstein ha tenido muchas acusadoras famosas, incluidas actrices de primer nivel, desde que se convirtió en el punto de partida para el movimiento #MeToo en 2017.

La prominencia política de Siebel Newsom

Sin embargo, ninguna de las mujeres que han contado sus historias en el juicio de Los Ángeles ha tenido la prominencia de Siebel Newsom, esposa del hombre que la semana pasada ganó un segundo mandato como gobernador del estado más poblado de la nación y suena como potencial candidato a la Casa Blanca.

Durante el contrainterrogatorio, el abogado de Weinstein, Mark Werksman, presionó repetidamente a Siebel Newsom sobre cuándo le contó a su esposo sobre el asalto, señalando en una transcripción de una entrevista de 2020 con los fiscales que dijo que Newsom fue “quizás” la primera persona a la que le contó lo ocurrido. El abogado fue el primero en mencionar el nombre de «Gavin Newsom» durante el testimonio. Y lo repitió en varias ocasiones.

La mujer dijo que fue «arrojando pistas a lo largo del camino» a lo largo de los años después de conocerlo cuando era alcalde de San Francisco. Y le hizo el relato completo cuando las historias de mujeres sobre Weinstein comenzaron a salir a la luz en 2017. En ese entonces, devolvió las donaciones políticas anteriores de Weinstein.

Werksman sugirió que la pareja buscó las donaciones de Weinstein en un momento en que Newsom debió conocer su historia. Tomó dinero «¿de alguien que usted insinuó que le había hecho algo despreciable?», preguntó Werksman. “Es complicado”, respondió Siebel Newsom.

“Bueno, es simplemente cosa de política que aceptes dinero de alguien que le ha hecho algo tan despreciable a tu esposa, a menos que todos se enteren”, cuestionó el abogado.

Siebel Newsom negó la sugerencia de Werksman de que en su testimonio del martes surgieron por primera vez nuevos elementos de la supuesta agresión que no había descrito en las entrevistas con los fiscales o el testimonio al gran jurado.

El abogado le dijo que quería saber por qué cambió su historia. “Todos escuchamos que estaba muy emocionada”, dijo. «Pero ha tenido mucho tiempo para pensar en los últimos 17 años».

Siebel Newsom afirmó que en realidad había pasado gran parte de ese tiempo tratando de no pensar en lo ocurrido. “Es muy traumático, señor”, le respondió.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.