Publicidad

Telemundo Noticias

Estos equipos incorporan misiles guiados de fabricación estadounidense, que pueden apuntar con precisión a tanques y artillería a millas de distancia.

or Ken Dilanian, Dan De Luce y Courtney Kube – NBC News

El Gobierno de Biden estudia proporcionar a Ucrania drones kamikaze de fabricación estadounidense equipados con misiles guiados de última generación que podrían apuntar con precisión a los tanques rusos y a las posiciones de artillería desde millas de distancia, según revelaron dos funcionarios del Congreso informados sobre el asunto a NBC News, cadena hermana de Noticias Telemundo.

No se ha tomado ninguna decisión, pero los funcionarios afirmaron que la Casa Blanca está considerando la posibilidad de equipar a Ucrania con “misiles de merodeo” cargados de explosivos, llamados Switchblades, como parte de un nuevo paquete de ayuda militar que se espera que el presidente Joe Biden discuta este miércoles.

[Siga aquí toda nuestra cobertura sobre la guerra en Ucrania]

Hay dos variantes del arma, el Switchblade 300 y el 600, que han sido vendidas al Mando de Operaciones Especiales de Estados Unidos por el fabricante AeroVironment, con sede en los suburbios de Washington D.C. El 300 está diseñado para realizar ataques puntuales contra soldados. El 600, más grande, está destinado a destruir tanques y vehículos blindados.

NBC News informó de una demostración exclusiva del Switchblade 300 en diciembre. Los responsables de AeroVironment contaron entonces que el Gobierno les había prohibido hacer una demostración del 600.

Los funcionarios de AeroVironment no respondieron a las solicitudes de comentarios.

“Apoyamos a nuestros aliados y a las naciones soberanas en su derecho a proteger su patria y sus vidas cuando este derecho fundamental se ve amenazado”, indicó la compañía en un comunicado en su página web titulada AeroVironment está con el pueblo de Ucrania y la OTAN.

Los Switchblades son esencialmente bombas inteligentes robóticas, equipadas con cámaras, sistemas de guía y explosivos. Pueden programarse para atacar automáticamente objetivos a millas de distancia, y pueden dirigirse alrededor de los objetivos hasta que llegue el momento de atacar. La empresa afirma que los 600 pueden volar durante 40 minutos y hasta 50 millas (80 kilómetros).

Son armas de un solo uso, por lo que se les ha apodado “drones kamikaze”. Pero son más baratos que los misiles Hellfire que disparan los drones estadounidenses Reaper. Los 300 pueden costar tan sólo 6,000 dólares, según algunas estimaciones.

Ambas armas pueden montarse en minutos y lanzarse desde tubos. Vuelan mucho más rápido que los drones turcos Bayraktar TB2 que Ucrania ha estado utilizando para infligir daños a Rusia, y presumiblemente serían capaces de penetrar las irregulares defensas aéreas que Rusia mantiene sobre sus fuerzas.

Si el Switchblade se entregara a Ucrania, podría suponer el uso más importante del arma en combate hasta la fecha. El Ejército estadounidense utilizó el Switchblade en combate en circunstancias limitadas en Afganistán y en otros lugares, pero no ha hecho público ese hecho, según han confirmado fuentes familiarizadas con el asunto.

Quedan muchos interrogantes sobre el acuerdo propuesto con Ucrania, como el número de misiles que Estados Unidos tiene en sus reservas, la rapidez con la que AeroVironment puede fabricar otros nuevos y la formación que necesitarían los ucranianos para manejar los sistemas.

El Reino Unido es el único país extranjero que hasta ahora ha sido autorizado a comprar el Switchblade.

Fuentes conocedoras del asunto afirmaron que Ucrania está solicitando a la Administración Biden drones, misiles antibuque, equipos de interferencia electrónica “listos para usar” y misiles tierra-aire que puedan atacar aviones a mayor altura.

La lista de deseos presentada recientemente a Washington por Ucrania también incluye una solicitud de más misiles antiaéreos Stinger portátiles y armas antitanque Javelin, que ya han demostrado ser cruciales en la lucha del Gobierno contra una fuerza rusa más grande y mejor armada, dijeron las fuentes, incluyendo dos diplomáticos europeos familiarizados con las necesidades de Kiev.

Ucrania quería ayuda para reforzar sus esfuerzos de guerra electrónica contra Rusia con equipos “listos para usar”, incluyendo equipos de navegación por satélite y de interferencia de comunicaciones y comunicaciones terrestres para supervisar los drones, según las fuentes.

Aún no está claro si la Administración Biden aprobará algunas de las solicitudes de armas y equipos, incluidos los drones armados o los misiles antibuque. La Casa Blanca ha tratado de evitar la entrega de armas con tecnología sensible, porque podría caer en manos de las tropas rusas o resultar poco práctica cuando las fuerzas ucranianas necesitan equipos que puedan ponerse en acción rápidamente con un mínimo de entrenamiento.

La lista de deseos ucranianos fue reportada por primera vez por el diario The New York Times.

A los funcionarios de la Administración también les preocupa tomar medidas que puedan aumentar el riesgo de un conflicto directo entre la OTAN y Rusia. Cuando la Casa Blanca descartó una propuesta para ayudar a Polonia a enviar aviones de combate de la era soviética a Ucrania, el Departamento de Defensa citó una evaluación de los servicios de inteligencia que concluía que esa medida podría intensificar las tensiones con Rusia.

El Gobierno de Biden declinó hacer comentarios.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy tiene previsto pronunciar un discurso virtual ante una sesión conjunta del Congreso este miércoles.

Los legisladores republicanos escribieron el martes una carta al secretario de Defensa, Lloyd Austin, y al secretario de Estado, Antony Blinken, instando a la Casa Blanca a utilizar “sin demora” los 3,000 millones de dólares de ayuda militar de emergencia aprobados recientemente por el Congreso.

La carta, que incluía un anexo clasificado, pedía que se suministraran muchos de los artículos solicitados por Ucrania, incluyendo “pequeños” drones, sistemas de defensa aérea, equipos de comunicaciones seguras “listos para usar” y más armas antitanque Javelin y sistemas de misiles Stinger.

Además, los legisladores -de las comisiones de servicios armados, inteligencia y asuntos exteriores de la Cámara de Representantes y el Senado- instaron a la Administración a proporcionar a Ucrania lanzagranadas y munición, sistemas de artillería, sistemas de cohetes, morteros, sistemas de agua potable, máscaras antigás y equipos de protección química, telémetros, raciones, botiquines de primeros auxilios y otros equipos.

La carta citaba el papel eficaz de los sistemas de armas portátiles antitanque y antiaéreas para las fuerzas ucranianas, pero decía que era vital reponer los suministros de municiones.

“A medida que la invasión se prolongue, Rusia se reorganizará, reabastecerá, consolidará sus fuerzas y modificará sus tácticas en un intento de acelerar violentamente sus avances. Es probable que las fuerzas ucranianas tengan que gastar municiones de estas y otras armas a un ritmo cada vez mayor, lo que significa que la necesidad de reabastecerse será más urgente cada día que pase”, escribieron los legisladores.

El secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, dijo la semana pasada que Estados Unidos se había comprometido a equipar a Ucrania con “el tipo de capacidades que sabemos que los ucranianos necesitan y están utilizando muy bien”.

Kirby también se refirió a las conversaciones con los aliados de la OTAN que tienen material de origen ruso de posible uso para los militares de Ucrania. “Parte de ese material lo tenemos y lo estamos proporcionando. Parte de ese material no lo tenemos pero sabemos que otros lo tienen, y estamos ayudando a coordinar eso también”, afirmó.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.