Publicidad

KSBY Noticias

La Dra. Penny Borenstein, Oficial de Salud Pública del Condado de San Luis Obispo, explica que no hay una orden de uso se cubrebocas en todo el condado debido a los bajos números. (Dave Alley / KEYT)
SAN LUIS OBISPO, Calif. – El uso de máscaras o cubrebocas se ha convertido en uno de los debates más importantes a nivel nacional durante la actual pandemia de COVID-19.
El martes, entró en vigencia una orden del Condado de Santa Bárbara que ordena el uso de cubrebocas en muchas situaciones, incluso dentro de negocios minoristas, restaurantes, agencias gubernamentales, transporte público y muchos otros lugares.
El incumplimiento de la orden podría resultar en un cargo por delito menor que incluye una multa de $1,000 y / o tiempo en la cárcel.

La orden llega en un momento en que el condado está experimentando números significativos en los casos. Hasta el martes, había 653 casos confirmados (sin incluir la prisión federal de Lompoc) y 10 muertes. En el condado adyacente de San Luis Obispo, los números son mucho menores.

1

Actualmente, hay 266 casos en el condado, incluidas tres personas que están en el hospital. El condado enumera a 237 personas como recuperadas de la enfermedad, lo que representa una tasa de recuperación del 89 por ciento. Ha habido una muerte en el condado, que se informó a principios de abril. El miércoles, se le preguntó al Dr. Penny Borenstein, Oficial de Salud Pública del Condado de San Luis Obispo, sobre el uso de máscaras mientras hablaba en la conferencia de prensa COVID-19 del condado. «Me preguntan todo el tiempo por qué este condado no avanza con un pedido de cubrebocas», dijo Borenstein. «La razón principal es que nuestros números no dictan en este momento que necesitamos dictar eso a las personas». Borenstein ha señalado durante mucho tiempo que el Departamento de Salud Pública del Condado de San Luis Obispo recomienda cubrirse la cara cuando no se puede observar el distanciamiento físico. «La utilización de mascarrilla facial como medida de protección adicional es algo que todos deberíamos hacer cuando sea necesario», dijo Borenstein. «Cuando no puede mantener las otras medidas, en particular, el distanciamiento social o el distanciamiento físico». Agregó que si bien no hay una orden de cobertura de cara actual en el condado, podría haber una en el futuro. «Nos reservamos eso para una situación si parece que vamos en la dirección equivocada con la propagación de nuestra enfermedad, pero en este momento seguimos teniendo números muy bajos», dijo Borenstein.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.