Publicidad

Univision Noticias

El jefe de prensa del Vaticano confirmó lo anunciado por Francisco e informó de «un agravamiento» del estado de Benedicto XVI, «debido a su avanzada edad». El expontífice tiene 95 años y en 2013 se convirtió en el primer papa en renunciar a su puesto en 600 años.

El papa Francisco anunció este miércoles que su predecesor, Benedicto XVI, de 95 años, está «muy enfermo».

«Me gustaría pedirles a todos ustedes una oración especial por el papa emérito Benedicto», porque «está muy enfermo, pidiendo al Señor que lo consuele y lo sostenga», dijo Francisco en su audiencia general.

Poco después, el Vaticano confirmó a la prensa el agravamiento del estado de salud del expontífice y precisó que el teólogo alemán está bajo vigilancia médica y recibió la visita de su sucesor, el papa Francisco.

«Puedo confirmar que en el curso de las últimas horas, ha habido un agravamiento, debido a su avanzada edad. La situación está de momento bajo control, seguida en permanencia por los médicos», indicó en un comunicado el director del servicio de prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni.

El primer papa en renunciar en seis siglos

Benedicto XVI se convirtió en 2013 en el primer papa en renunciar en seis siglos, y desde entonces ha vivido prácticamente retirado del foco público.

A tenor de las pocas fotografías que se han publicado de él, su salud se ha ido deteriorando.

En 2013, mencionó precisamente su «falta de fuerzas» por su avanzada edad entre las razones por las que decidió renunciar a seguir siendo el jefe de la Iglesia católica.

En abril, el que fuera durante años su secretario, el arzobispo Georg Gaenswein, dijo a Vatican News que el papa emérito se encontraba «relativamente débil», aunque «de buen ánimo».

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.