Publicidad

Telemundo Noticias

El FBI confiscó el celular de Burr, republicano por Carolina del Norte, para analizar si usó información confidencial sobre el coronavirus para lucrarse en la bolsa de valores. Ambos lo han negado.

El senador Richard Burr, republicano por Carolina del Norte, renunció temporalmente este jueves como presidente del Comité de Inteligencia del Senado, luego de que el FBI confiscara su celular e interrogara a la senadora Dianne Feinstein, demócrata por California, como parte de una posible investigación de tráfico de información financiera privilegiada, le confirmó a NBC News un alto funcionario de la ley.

«Esto es una distracción del arduo trabajo del comité, y los miembros y yo pensamos que la seguridad del país es demasiado importante para que haya una distracción», dijo Burr a los periodistas el jueves. El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, dijo que Burr se haría a un lado «mientras esté pendiente la investigación» a partir del viernes.

Feinstein también le proporcionó documentos al FBI y respondió sus preguntas sobre las transacciones de acciones que hizo su esposo, dijo su portavoz el jueves.

El diario Los Angeles Times informó por primera vez el miércoles en la noche que agentes federales habían obtenido el teléfono de Burr, indicando una escalada importante de la investigación del Departamento de Justicia.

Un alto funcionario del Departamento de Justicia le confirmó a NBC News que la orden de allanamiento para el teléfono de Burr fue entregada a su abogado. Pero el funcionario dice que no hubo una «redada» en la residencia del senador, sino que los agentes del FBI debían recoger el teléfono en su casa. Después de recogerlo, se fueron.

Ese mismo funcionario dice que la orden de allanamiento fue aprobada desde los niveles más altos del Departamento de Justicia, lo que significa que el fiscal general William Barr firmó la orden.

En marzo, Burr enfrentó voces que pidieron su dimisión cuando se revelaran informes de que él le advirtió a donantes políticos en febrero, en privado, del grave impacto que se avecinaba por la pandemia de coronavirus, mientra él vendía hasta 1.6 millones de dólares en acciones.

Burr dijo en ese entonces que se había basado en informes públicos y no en la información privilegiada que maneja el comité del Senado, y dijo que le pidió al presidente del Comité de Ética del Senado «que abra una revisión completa del asunto con total transparencia».

Senate Intelligence Committee Holds Nomination Hearing For John L. Ratcliffe To Be Director Of National Intelligence

La abogada de Burr alegó en un comunicado que «la ley es clara en que cualquier estadounidense, incluido un senador, puede participar en la bolsa de valores en función de la información pública disponible, como lo hizo Burr».

[¿Dónde está mi cheque de ayuda económica? Respondemos sus dudas sobre este beneficio]

La polémica comenzó después de que ProPublica, un medio sin fines de lucro, informó que Burr se deshizo de acciones a mediados de febrero, aproximadamente una semana antes de que el mercado comenzara a caer por la inquietud generada por el coronavirus.

Eso incluyo vender acciones por un valor de hasta 150,000 dólares en Wyndham Hotels and Resorts y 100,000 dólares de acciones en otra cadena de hoteles, Extended Stay America.

NBC News confirmó las ventas masivas de acciones en los informes financieros públicos de Burr. Las cifras exactas no están claras porque los documentos dan rangos diferentes de transacciones.

 

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.