Publicidad

AP News

la gente sigue desapareciendo. Y se encuentran más restos. “Nosotros atendemos un caso y llegan 10 más”, dijo Oswaldo Salinas, jefe del equipo de identificación de la procuraduría de justicia del estado de Tamaulipas.

Mientras tanto, no hay avances en llevar a los culpables ante la justicia. Según datos recientes del auditor federal de México, de más de 1,600 investigaciones sobre desapariciones por parte de autoridades o cárteles abiertas por la oficina del fiscal general, ninguna llegó a los tribunales en 2020.

Aún así, el trabajo continúa en Nuevo Laredo. Por lo menos, existe la esperanza de ayudar incluso a una familia a encontrar el cierre, aunque eso puede llevar años.

Es por eso que una técnica forense sonrió en medio de la devastación en un día reciente: había encontrado un diente sin quemar, un tesoro que podría ofrecer ADN para hacer posible una identificación.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.