Publicidad

Telemundo Noticias

El horizonte de Viviana, quien prefiere ocultar su identidad, está resquebrajado. Vivió y trabajó por casi 10 años en Carolina del Norte, contratada por el Consulado de México en Raleigh como «empleada local consular».

Así se identifican los 1,642 empleados que operan en la red diplomática mexicana en Estados Unidos, que son subcontratados a través de convenios temporales por tres, seis o hasta 12 meses, con posibilidad de renovación, por la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE).

El Gobierno mexicano les llama Prestadores de Servicios Profesionales Independientes (PSPI). Viviana era una de ellos, una PSPI, hasta que en diciembre todo cambió: «Recibí una llamada frívola, me dijeron que estaba despedida». No fue la única que perdió su trabajo.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.