Publicidad

Telemundo Noticias

Tres policías llegaron a la primaria Hobgood, en Murfreesboro, Tennessee, y le dieron los nombres de cuatro niñas a la directora del centro, Tammy Garrett. Ella ya sabía a qué habían venido: estaban allí para arrestarlas. Una era de sexto grado, dos de cuarto y otra de tercero. Todas eran negras.

La mayor soñaba con ser policía; una tenía diabetes; la más pequeña tenía tan solo 8 años. Uno de los agentes esposó a las niñas en frente de la directora, en medio de los gritos y llantos de todas.

Los policías estaban en la escuela por un video de una pelea que apareció semanas antes en YouTube. En este aparecían dos menores, de 5 y 6 años, lanzando débiles puñetazos a un niño más grande que se alejaba, mientras algunos niños gritaban.

El insulto de uno a la madre de otro fue el origen de la pelea.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.