Publicidad

Fabiola Navarrete/ Tu Tiempo Digital

Lynn Fitzgiboons, Especialista de Enfermedades Infecciosas del Departamento de Salud Pública de Santa Bárbara, nos explicó los 3 tipos de pruebas de COVID-19 que existen: 

1.- PCR o molecular es que ya se ha estado haciendo. Es la más común y la que se ha estado realizando desde el inicio de la pandemia. Se hace con un hisopo y se toma la muestra de la nariz o garganta. Es para diagnosticar y es muy eficaz, sin embargo, no ayuda a dar un seguimiento porque sigue saliendo positivo aún después de 2 o 3 meses.

2- Antígeno. Busca las proteínas y es el que se usaba para la influenza. Son más rápidos y baratos. Tienen menor sensibilidad y es posible que no siempre de positivo. Por eso se pide que un antígeno que salió negativo se debe hacer después un PCR. Hay 4 tipos de antígenos.

3.- Anticuerpo. Este tipo de prueba busca la evidencia en el sistema inmune. Clínicamente no los hacemos. En este momento estamos estudiando mucho más sobre este tipo de prueba.

Al preguntarle sobre si estos 3 tipos de pruebas ya están disponibles para la comunidad, nos respondió lo siguiente. 

La prueba PCR es el que se ha estado usando. A partir de agosto la FDA permitió el análisis antígeno que no es un análisis nuevo, lo que ha cambiado es sólo la manera de hacerlo. Se ha usado para la influenza. Lo nuevo es que ahora se usa la saliva para analizarlo. Las personas pueden mandar la muestra de su saliva y más tarde le mandan los resultados. Tiene un costo de 109 dólares. Es sólo un campo de evolución. 

Al término de su participación, comentó que la comunidad está teniendo un cambio positivo en su manera de comportarse, pero aún queda mucho por hacer. “Esperamos que la comunidad haya tenido un buen comportamiento.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.