Publicidad

Univision Noticias

«Si bien encontramos a la demandante en este caso cooperativa y creíble, después de revisar todas las pruebas disponibles, llegamos a la conclusión de que no podemos cumplir con nuestra carga en el juicio», dijo el fiscal de distrito del condado de Albany, David Soares.

El exgobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, no enfrentará un proceso penal por una acusación por tocamientos sexuales a una asistente después de que un fiscal dijera el martes que no podía probar el caso.

Tres días antes de que el exgobernador demócrata respondiera al cargo de delito menor en la corte, el fiscal de distrito del condado de Albany, David Soares, pidió a un juez que desestimara una denuncia penal que el alguacil del condado presentó en octubre.

«Si bien encontramos a la demandante en este caso cooperativa y creíble, después de revisar todas las pruebas disponibles, llegamos a la conclusión de que no podemos cumplir con nuestra carga en el juicio«, dijo Soares en un comunicado, y agregó que estaba «profundamente preocupado» por la alegación.

Soares, un demócrata, no detalló por qué sintió que sería difícil obtener una condena.

En una carta al juez, dijo que «los elementos estatutarios de la ley de Nueva York hacen que este caso sea imposible de probar«. Agregó que múltiples investigaciones del gobierno sobre la conducta de Cuomo habían creado «obstáculos técnicos y procesales» con respecto a las obligaciones de los fiscales de revelar evidencia a la defensa.

Soares dijo que su oficina consideró otros posibles cargos criminales, pero ninguno se ajusta a las acusaciones.

Cuomo, quien ha negado con vehemencia la acusación, no hizo comentarios inmediatos sobre el desarrollo, reportado por primera vez por The Times-Union of Albany.

Las acusaciones de Brittany Commisso contra Cuomo

Los cargos contra Cuomo se basaron en acusaciones de Brittany Commisso, una de las asistentes ejecutivas del gobernador antes de que renunciara en medio de acusaciones de conducta sexual inapropiada en agosto.

Commisso dice que Cuomo deslizó la mano por su blusa y la agarró del pecho cuando estaban solos en una oficina en la mansión del gobernador en Albany a fines de 2020.

Su abogado, Brian Premo, dijo en un comunicado el martes que ella «no tenía control sobre la presentación o el enjuiciamiento de los cargos penales. Ella no tenía autoridad ni voz en esas decisiones».

“Lo único sobre lo que tiene poder es su resolución de continuar diciendo la verdad y buscar justicia en una acción civil adecuada, lo que hará en su momento”, agregó.

El cargo criminal, presentado el pasado octubre, fue el único que resultó del informe elaborado por la Fiscalía General de Nueva York, que fue publicado en agosto de 2021 luego de las acusaciones de varias antiguas empleadas y en el que se afirmaba que Cuomo había acosado sexualmente a 11 mujeres, buena parte de ellas de su entorno laboral.

Otros dos fiscales, del condado de Westchester y del condado de Nassau, también se han negado a procesar algunos de los casos que sucedieron en sus jurisdicciones.

Cuomo esquiva así algunos de los cargos más graves que podrían ser presentados en su contra, aunque aún está siendo investigado por una posible malversación de fondos destinados al coronavirus además de polémicas listas establecidas en las residencias de ancianos durante la pandemia.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.