Publicidad

Milenio

Una acusación penal presentada por la Fiscalía del Distrito de Columbia en Estados Unidos cuenta cómo la Ciudad de México fue escenario para que un ex funcionario de la Embajada estadunidense cometiera abusos sexuales contra mujeres, en un departamento que la embajada le prestaba para vivir. Se trata de Brian Jeffrey Raymond, quien, al menos hasta mayo de 2020 trabajó para una agencia del gobierno de Estados Unidos en su embajada en México.

Está acusado de coerción y persuasión, aunque se espera que se añadan cargos. En la acusación se detalla que el 31 de mayo de 2020, la policía de la Ciudad de México respondió a un llamado de auxilio de una mujer que gritaba desde el balcón de un departamento, propiedad de la Embajada de Estados Unidos en México. La mujer estaba espantada, desorientada y se había desmayado. Dos semanas después, pruebas forenses demostraron que tenía lesiones en sus partes íntimas, moretones y una laceración bucal. Ella había sido violada. El hombre fue liberado por la policía capitalina, pero el primero de junio fue deportado a Estados Unidos, donde en entrevistas con autoridades dijo que tuvo relaciones con la mujer y aseguró que fueron consensuadas.

Las contactaba por Tinder, las drogaba y abusaba sexualmente de ellas. Se le confiscó su telefóno y otros aparatos electrónicos que sirvieron para encontrarle al menos 25 videos de mujeres desnudas e inconsientes, que eran tocadas por quien, la fiscalía asume, es el mismo Brian Jeffrey Raymond. Además encontraron 400 fotos de actos similares. En su computadora estaban los mismos videos que datan al menos desde 2011. Se determinó que situaciones similares pudieron ocurrirle a al menos nueve mujeres en la Ciudad de México, además de otras 15 que habrían sido abusadas en Estados Unidos. De algunas que pudieron ser contactadas, todas dijeron que no consintieron nada de lo que le hizo y se documentó en los videos.

Según la acusación, Brian Jeffrey Raymond operaba así: citaba a mujeres a través de aplicaciones como Tinder o Bumble, les daba algún tipo de licor con algún estupefaciente y después abusaba de ellas. Raymond está detenido en Estados Unidos, y busca enfrentar su juicio en libertad. La Fiscalía del Distrito de Columbia calcula que podría enfrentar una pena de prisión de por vida, debido a que se trataría de asalto sexual en una jurisdicción territorial o marítima especial de Estados Unidos. El Departamento de Estado y hasta el FBI están investigando el caso.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.