Publicidad

Univision Noticias

Algunos han mencionado el nombre de Newsom como posible sustituto del presidente Joe Biden en 2024 o como candidato en 2028. Sus ataques a los gobernadores Ron DeSantis, Greg Abbott y otros líderes republicanos han aumentado las especulaciones sobre el futuro del gobernador de California.
El demócrata Gavin Newsom ganó fácilmente un segundo mandato como gobernador de California en las elecciones de medio término celebradas este martes, venciendo a un senador estatal republicano poco conocido al ignorarlo en su mayor parte mientras hacía campaña contra las políticas del gobernador de Florida, Ron DeSantis, y del gobernador de Texas, Greg Abbott, dos destacados republicanos que, como Newsom, podrían presentarse a la presidencia.

Los primeros resultados mostraron a Newsom con el 61% de los votos en un estado donde hay casi el doble de demócratas registrados que de republicanos.

Fue la segunda victoria decisiva a nivel estatal para Newsom en apenas un año. En septiembre de 2021, venció con facilidad un intento de destitución alimentado por la indignación que suscitan sus políticas pandémicas. El fracaso de la revocación consolidó el poder político de Newsom en California, dejándole libre para centrarse en el futuro, que muchos esperan que incluya una candidatura a la Casa Blanca.

«Creo que se convertirá en uno de los demócratas de más alto perfil en el país, dado que es muy probable que haya un gobierno dividido en Washington D.C., y los demócratas buscarán cualquier aliado para promover su agenda», dijo Matt Barreto, profesor de ciencias políticas de la UCLA. «Y el gobernador Newsom tendrá una plataforma muy grande de California para hacerlo».

El candidato del GOP, el senador estatal Brian Dahle, no pudo recaudar suficiente dinero para hacer una campaña eficaz. Dahle, un agricultor de la esquina rural del noroeste del estado que también es dueño de una empresa de camiones, pasó las últimas semanas de la campaña tratando de llamar la atención conduciendo un camión semi por todo el estado con una gran pancarta de campaña.

Newsom, promotor de políticas liberales con serios problemas en su estado

Sin amenazas políticas en casa, Newsom ha pasado el año pasado firmando una serie de leyes liberales que podrían ayudarle a ganar a los votantes demócratas en unas disputadas primarias presidenciales. Esto incluye la promulgación de más de una docena de leyes destinadas a convertir a California en un santuario para las mujeres de otros estados que deseen abortar, tras la anulación del caso Roe contra Wade por parte de la Corte Suprema.

Ordenó a los organismos reguladores del estado que prohibieran la venta de la mayoría de los autos nuevos con motor de gasolina para 2035. Sus presupuestos han permitido que todos los niños de 4 años vayan al jardín de infancia de forma gratuita y cubrirán los costos de la atención sanitaria de todos los inmigrantes de bajos ingresos de California que viven en Estados Unidos sin permiso legal.

Pero una posible campaña presidencial de Newsom tendría que responder por una serie de los problemas más persistentes de California, entre los que se encuentran una población de indigentes cada vez mayor y un aumento de la delincuencia que ha contribuido a una sensación general de malestar entre los votantes. Mientras tanto, la creciente inflación no ha hecho más que aumentar el elevado costo de la vida en el estado, contribuyendo al primer descenso de la población de California y a la pérdida de un escaño en el Congreso.

Newsom se ha comprometido a abordar algunos de esos problemas de inmediato en su segundo mandato, prometiendo convocar una sesión especial de la Legislatura estatal el próximo mes para aprobar un nuevo impuesto sobre los beneficios de las compañías petroleras como forma de combatir los precios récord de la gasolina en el estado. Sin embargo, el próximo mandato de Newsom comenzará con una recaudación de impuestos estatales inferior a las expectativas, lo que supondrá una posible ronda de impopulares recortes presupuestarios.

Apoya a Biden y quiere que Harris sea presidenta

A nivel nacional, Newsom ha buscado el papel de mensajero del partido, utilizando parte del dinero de su campaña para pagar anuncios en Florida y Texas dirigidos a los gobernadores conservadores de esos estados. Newsom ha dicho repetidamente que su objetivo es renovar la estrategia del Partido Demócrata, instando a otros a seguir su ejemplo de un estilo más agresivo.

Los constantes ataques a DeSantis, Abbott y otros líderes republicanos han aumentado las especulaciones sobre el futuro de Newsom. Algunos han mencionado su nombre como posible sustituto del presidente Joe Biden en 2024 o como candidato en 2028. Newsom ha negado ambas cosas en repetidas ocasiones, diciendo que apoya a Biden y que quiere que la vicepresidenta Kamala Harris, amiga y compatriota californiana, sea presidenta.

Durante el único debate del mes pasado sobre la carrera a gobernador, Newsom prometió servir los cuatro años si es reelegido, una promesa que muchos políticos han hecho e incumplido en el pasado.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.