Publicidad

AP News

CARSON CITY, Nevada (AP) – Los gobernadores de California y Nevada planearon el miércoles recorrer el área de la frontera estatal ennegrecida por uno de los dos incendios forestales masivos que han destruido docenas de casas en el oeste de Estados Unidos. Un clima más frío e incluso algo de lluvia ayudaron en la batalla contra algunos de los incendios más grandes, pero los bomberos advirtieron que el clima más cálido y seco volverá más adelante en la semana y podría representar una amenaza de una renovada ferocidad del fuego.

El gobernador de California, Gavin Newsom, y el gobernador de Nevada, Steve Sisolak, ambos demócratas, planearon un breve recorrido matutino por los daños del incendio Tamarack al sur del lago Tahoe. El incendio de 106 millas cuadradas (275 kilómetros cuadrados) estaba masticando madera, pasto y artemisa, pero estaba a más de la mitad del camino rodeado de cortafuegos.

Al menos 23 edificios se han quemado desde que un rayo provocó el incendio el 4 de julio. Las órdenes de evacuación para aproximadamente 2,000 residentes en ambos lados de la línea estatal se levantaron a principios de la semana.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.