Publicidad

Univision Noticias

Decenas de efectivos de la Guardia Nacional trasladados a Washington DC para proteger la toma de posesión del presidente Joe Biden fueron enviados a descansar a un estacionamiento horas después de concluidos los actos oficiales, lo que causó indignación en varios legisladores que se apresuraron a trasladarlos de nuevo al Capitolio. La tropa formaba parte del contingente de más de 20,000 efectivos de la Guardia Nacional que se encargaron de la seguridad de la toma de posesión el miércoles.

La tarde del jueves, un grupo fue llevado al cercano Edificio Judicial Federal Thurgood Marshall, dijo el capitán Edwin Nieves Jr, portavoz de la Guardia Nacional en Washington, D.C., citado por The New York Times. Antes del jueves por la mañana, varias zonas del complejo del Capitolio estaban designadas como áreas de descanso autorizadas para los miembros de la Guardia.

En la mañana del jueves, todas esas zonas habían sido desalojadas, dijeron al Times algunos guardias bajo condición de anonimato. Nieves refirió que las tropas fueron movilizadas a petición de la Policía del Capitolio debido al «aumento del tráfico peatonal» cuando el Congreso volvió a entrar en sesión. Dos soldados dijeron al Post que habían sido reubicados sin explicación alguna y que se encontraban sin energía eléctrica, calefacción o baños adecuados.

Un soldado calculó que había unos 1,000 soldados compartiendo un baño portátil fuera del garaje. «Cero orientación sobre la misión, la duración de la misión, nada», se quejó el soldado. Los guardias también dijeron que sus compañeros estaban respirando los gases de escape porque el garaje del centro Thurgood Marshall todavía estaba siendo utilizado.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.