Publicidad

Telemundo

Las autoridades migratorias han iniciado una investigación federal sobre tráfico de personas tras el choque entre una camioneta SUV y un camión semirremolque que causó 13 muertos y una docena de heridos este martes en California cerca de la frontera mexicana. Un portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) dijo este miércoles a la cadena NBC News en un correo electrónico que agentes especiales de la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional en San Diego están investigando si el accidente de tránsito implicó una operación de tráfico de personas. «La investigación está en curso y no hay más detalles disponibles en este momento», dijo el funcionario.

El accidente ocurrió alrededor de las 6:15 de la mañana en una intersección a las afueras de Holtville, en el condado de Imperial, a unas 11 millas al norte de la frontera, según la patrulla estatal de carreteras, cuando un semirremolque cargado de grava chocó con un Ford Expedition de 1997 en el que viajaban 25 personas. Las autoridades identificaron al conductor del semirremolque como Joe Beltrán, de 68 años, de El Centro, California, quien sufrió heridas graves y está siendo tratado en el Centro Médico Regional del Desierto.

El conductor de la camioneta SUV, al que las autoridades no nombraron públicamente, fue identificado como un joven de 28 años de Mexicali, localidad mexicana al sur de donde ocurrió el accidente. Diez de los fallecidos, incluido el conductor de la camioneta, eran mexicanos. Hasta el momento se desconoce la nacionalidad de las otras tres víctimas, dijo el Consulado de México en un comunicado. Las víctimas eran hombres y mujeres con edades comprendidas entre los 15 y los 53 años, según Omar Watson, jefe de la división fronteriza de la patrulla de carreteras.

No se han dado más detalles. Los funcionarios estaban trabajando el martes en la tarde con la Oficina del Forense del Condado de Imperial para identificar a los fallecidos y notificar a sus familias, dijo. En la mañana del miércoles aún no se disponía de información actualizada sobre los heridos. Según Watson, los únicos dos asientos de la camioneta eran el del conductor y el del pasajero delantero derecho. El vehículo está hecho para llevar a ocho personas de forma segura. Los que iban a bordo salieron arrojados del carro. «En este momento, se desconoce si el Expedition se detuvo o no en la señal de stop, pero sí entró en la intersección delante del camión grande», dijo Watson en rueda de prensa el martes en la mañana. «Posteriormente, el camión grande colisionó con el lado izquierdo del Ford Expedition», agregó. No estaba claro de inmediato a qué velocidad iban los vehículos.

La patrulla de carreteras y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte dijeron que estaban investigando lo ocurrido. El accidente mortal se produjo en medio de verdes granjas que cultivan gran variedad de verduras y alfalfa utilizadas para alimentar al ganado. Según la agencia de noticias The Associated Press, miles de trabajadores viajan en autobuses y todoterrenos desde el centro de Calexico hasta los campos durante la cosecha de invierno.

Aunque se desconoce por qué el martes iban tantas personas a bordo de la camioneta SUV, se sabe que los coyotes trasladan a las personas en condiciones extremadamente inseguras para incrementar sus beneficios. Cientos de personas que han muerto tras cruzar la frontera entre California y México están enterradas en tumbas sin nombre en el cementerio de Holtville, a las afueras de la ciudad.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.