Publicidad

Milenio

La situación jurídica de los policías detenidos por el asesinato de Victoria Esperanza Salazar en Tulum, Quintana Roo, podría definirse hasta el sábado, ya que los imputados se acogieron a la ampliación del término constitucional durante su primera audiencia de imputación, informó la Fiscalía del estado. El término del plazo para la siguiente audiencia termina el sábado; mientras tanto, los oficiales acusados de feminicidio de Victoria seguirán en prisión preventiva.

Victoria fue asesinada por un grupo de policías que la detuvieron acusándola de alterar el orden público en un Oxxo de Tulum; sin embargo, al someterla le rompieron el cuello, estableció la Fiscalía de Quintana Roo. Pese a la acusación de los policías, en un video revelado ayer por Alejandro Domínguez en MILENIO Televisión, se observa que Victoria sólo agita un garrafón al interior de la tienda, por lo que una persona decidió llamar a la policía.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Migración (INM), Victoria Esperanza residía en México en calidad de refugiada. Por el hecho, la Fiscalía General del Estado (FGE) ejerció «acción penal a los servidores públicos municipales por su probable participación en el feminicidio de una víctima en Tulum», mientras que el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que la mujer «fue brutalmente tratada y asesinada».

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.