Publicidad
Univision Noticias
Un juez de distrito dictaminó este martes que el gobierno federal no tiene la autoridad para modificar las leyes de aprehensión, detención y deportación de extranjeros que el Congreso de EEUU explícitamente ha promulgado bajo el debido proceso legislativo. El fallo bloquea la Sección 2 del memorando emitido por el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, fechado el 30 de septiembre 30 de 2021, donde establece las nuevas prioridades de deportación que los oficiales tienen que evaluar en los diferentes casos para proceder a la expulsión de un extranjero.
La decisisón judicial fue en respuesta a una demanda presentada por los estados de Arizona, Montana y Ohio, gobernados por republicanos, quienes alegan que el gobierno violó la ley al modificar y establecer las prioridades de deportación, sobre todo de aquellos indocumentados que tienen una orden de expulsión vigente. Los demandantes fustigaron el memorando de Mayorkas y señalaron que el cambio de prioridades corresponde al presidente en uso de sus poderes ejecutivos.
El fallo En la sentencia, el juez Michael J. Newman desestimó los alegatos del DHS y concedió la demanda de los estados. También dijo que el secretario del DHS y todos los funcionarios y agentes de ese departamento tienen prohibido hacer cumplir la Sección 2 del memorando del 30 de septiembre, donde se establecen las prioridades de deportación. La orden significa que el gobierno debe proceder con las deportaciones y no puede “autorizar la liberación de, ya sea bajo fianza, supervisión o de otro modo, de un no ciudadano con una orden final de deportación”.
Tampoco puede dilatar o suspender la expulsión de un individuo en la medida “en que no haya otra disposición” establecida en la ley de inmigración. “Esta Orden no limita ni impide que el DHS haga cumplir o implemente la orientación permanente en una forma no prohibida en el presente”, agregó el dictamen. El juez dijo que la orden preliminar “se aplica a nivel nacional y en todos los lugares, territorio o jurisdicción donde el DHS tiene autoridad para hacer cumplir la guía”, a menos que la Corte de Apelaciones del 6to Circuito o la Corte Suprema establezcan lo contrario.
Abogados consultados por Univision Noticias señalaron que el fallo del juez Newman constituye un revés importante para la política migratoria de Biden y anticiparon que el caso escalará a la Corte Suprema de Justicia. “Los tres estados demandantes lograron parar que se implementen las prioridades de deportación tipificadas en el memorando del 30 de septiembre que flexibilizaba y otorgaba amplia discreción a los agentes del DHS”, dijo José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida.
“Ahora las personas que están en proceso de deportación o tienen una orden de deportación emitida, mi consejo es que busquen consejo legal porque con esta orden están en riesgo de ser detenidos y expulsados de Estados Unidos”. “Un golpe para Biden” “La decisión tomada por el juez Newman es un golpe para Biden y su política migratoria”, dijo Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California. “Más que nada por la instrucción que dio de que el fallo debe implementarse de inmediato a nivel nacional mientras se apela la decisión”. “Pero al final del día, se trata de recursos”, agregó Gálvez.
“El DHS no tiene los recursos para hacer todos los arrestos que debe hacer ni llevar a cabo todas las deportaciones que los demandantes esperan”. En cuanto a qué deben esperar los extranjeros con orden de deportación vigente, Gálvez dijo que “si no tienen delitos graves, pesados, no deberían están viviendo con temor, pero si en alerta de que esto pueda ser implementado pronto”.
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.