Publicidad

Univision noticias

Una vez que la Cámara de Representantes envié los artículos de ‘impeachment’ al Senado, el juicio puede avanzar rápido, aunque no existan acuerdos sobre los testigos aún.

Tras días de incertidumbre, se espera que esta semana la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, envié al Senado los artículos de juicio político en contra del presidente Donald Trump que aprobaron en diciembre, un paso que se había negado a tomar, para tratar de obtener concesiones por parte de republicanos.

Pelosi y el líder de la minoría demócrata en el Senado Chuck Schumer habían presionado a los republicanos para que aceptaran nuevos testigos y pruebas en un intento por “garantizar un juicio justo”, pero el líder del Senado Mitch McConnell rechazó sus demandas.

Al menos dos republicanos estarían de acuerdo con escuchar nuevas evidencias, según lo que han declarado públicamente, pero haría falta al menos dos más para aprobar una moción en ese sentido y por eso McConnell no flexibilizó su posición.

Este domingo la presidenta de la Cámara de Representantes advirtió que descartar la realización formal de un juicio político, como asegura que está en los planes s de McConnell, sería “encubrir” la conducta del presidente.

La líder demócrata asegura que «en un juicio político, cada senador hace un juramento para hacer justicia imparcial de acuerdo con la Constitución y las leyes. Cada senador ahora se enfrenta a una elección: ser leal al presidente o a la Constitución», escribió.

Acá les mostramos un panorama de lo que viene ahora en el Congreso en el juicio contra Trump, el tercer presidente en la historia de Estados Unidos sometido a ‘impeachment’ y que enfrentará un procedimiento para su destitución (aunque eso es una lejana posibilidad.

Luego del anuncio de Pelosi el pleno de la Cámara de Representantes debe votar la resolución donde se incluirá a los administradores del juicio político. Este es un grupo de legisladores que actuarán como fiscales en la presentación del caso contra el presidente en el Senado. Un puesto asegurado bajo las cámaras de todo el país, para quienes sean seleccionados.

Aunque el formato aún depende de los parámetros que establecerá McConnell, es probable que los administradores presenten el caso ante el grupo de senadores que actuará como jurados. Después de eso, los abogados del presidente podrán presentar su defensa.

Durante el juicio político en contra de Bill Clinton en 1999 el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Newt Gingrich, escogió a 13 administradores.

El Senado como corte

Una vez que el Senado reciba formalmente los artículos, debe aprobar una resolución para iniciar el juicio. Luego vienen pasos necesarios como notificar a la Cámara de Representantes cuándo los administradores podrán presentar formalmente la acusación contra el presidente.

McConnell ha explicado que el juicio político de Trump emulará el formato que se utilizó con Clinton, que permitió que el litigio comenzara con argumentos iniciales de ambas partes sin requerir primero que se resolviera la cuestión de testigos y documentos.

También ha mencionado que una primera fase incluiría argumentos de la fiscalía, argumentos de la defensa y luego un período de preguntas escritas de los senadores.

El presidente de la Corte Suprema John Roberts es quien debe presidir el litigioen la Cámara Alta.

¿Sin testigos?

McConnell aún debe proponer detalles respecto a los testigos, evidencia y duración del juicio, los que luego deben ser aprobados por una mayoría simple de 51 votos en el Senado.

El líder republicano ha insistido en la necesidad de un juicio corto, mientras el jefe de los demócratas en el Senado, Charles Schumer, demanda que personas como el jefe de gabinete interino Mick Mulvaney y el ex asesor de seguridad nacional John Bolton sean llamados a testificar.

Se espera que el proceso tome unas pocas semanas, al final de las cuales se procederá a una votación de cada artículo de ‘impeachment’. Hace falta dos tercios del Senado (67 votos de 100) para aprobarlos y eventualmente destituir al presidente.

Estigma indeleble

Pese a que no está previsto que se logre ese número de votos, el presidente Trump quedará en el pequeño grupo de presidente que han sido formalmente acusados de cometer “altos crímenes y ofensas menores” en el ejercicio del cargo, junto a Andrew Johnson (1865-69) y Bill Clinton (1993-2001). 

Richard Nixon (1969-1974) no quedó bajo ‘impeachment’ porque renunció antes de que los representantes votarán sobre las acusaciones que se le hacían dentro del caso Watergate.

Como el propio presidente Trump lamentaba en uno de sus tuits del domingo, quedará con el “estigma” del ‘impeachment’ para la historia (aunque él asegure que no hizo nada malo.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.