Publicidad
AP News
BUFFALO, NY (AP) — El pistolero blanco acusado de cometer una masacre racista en un supermercado de Buffalo hizo comentarios amenazadores que atrajeron a la policía a su escuela secundaria la primavera pasada, pero nunca fue acusado de ningún delito y no tuvo más contacto con la policía después su alta de un hospital, dijeron las autoridades.
La revelación planteó dudas sobre si su encuentro con la policía y el sistema de salud mental fue otra oportunidad perdida para poner a un posible tirador en masa bajo un escrutinio más estricto de las fuerzas del orden, conseguirle ayuda o asegurarse de que no tuviera acceso a armas de fuego mortales.
Las autoridades dijeron el domingo que estaban investigando el ataque a compradores y trabajadores predominantemente negros en el Tops Friendly Market como un posible delito de odio federal o un acto de terrorismo doméstico. Payton Gendron, de 18 años, viajó unos 320 kilómetros (200 millas) desde su casa en Conklin, Nueva York, hasta Buffalo para cometer el ataque, dijo la policía.
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.