Publicidad

Univision Noticias

La edad media de los nuevos casos es 35 años, lo que en opinión del vicepresidente es «alentador». Pero hay dos riesgos graves: contagiar a otros, y enfermar sin saberlo

En su primera conferencia de prensa desde el 27 de abril, el equipo de respuesta de la Casa Blanca ha responsabilizado este viernes a la población joven del aumento de casos de coronavirus en los estados el sur del país, que atraviesa por el peor momento de la pandemia desde que llegó en enero.

El vicepresidente, Mike Pence, quien encabeza este equipo, afirmó que la población joven «tiene una particular responsabilidad» en hacer caso a las medidas de mitigación para evitar la propagación del COVID-19 entre las personas más vulnerables (la de edad avanzada o que sufren otras enfermedades ya).

Según los expertos de salud, que mostraron gráficos de cómo la pandemia está afectando fuertemente a estados como Florida, Texas, Arizona y California, el promedio de edad de los nuevos casos de enfermos es de 35 años.

«En cierta medida, son noticias alentadoras», agregó Pence, quien estuvo acompañado por los doctores Anthony Fauci y Deborah Birx, y por el director de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés), Robert Redfield.

Este giro radical del promedio de edad de los contagiados podría significar que haya menos enfermos graves y menores tasas de mortalidad, según los expertos. Pero muchos de los jóvenes contagiados son también asintomáticos, lo que eleva la posibilidad de que hayan infectado a otras personas antes de hacerse el test..

«Por lo que sabemos hasta ahora, los jóvenes son menos susceptibles a enfermarse gravemente», dijo Pence, pero «tienen una responsabilidad particular de asegurarse de no contraer el coronavirus ni exponer con eso a los más vulnerables».

Redfield dirigió su mensaje a los menores de 40 años: «Quiero apelar a los millenials y aquellos menores de 40 años. Es muy importante que este grupo se comprometa a (cumplir) las prácticas para proteger a los que tienen más riesgo».

El experto recordó las medidas de distanciamiento social, uso de mascarilla en público y la higiene personal.

Parte del llamado que realizó el equipo de respuesta ante el coronavirus fue el de mantener la medida de distanciamiento social, así como evitar reuniones con grandes grupos de personas o negocios donde sea imposible mantener los 6 pies de distancia.

Texas y Florida, por ejemplo, ordenaron el cierre de sus bares para evitar la aglomaración de grupos de personas.

Sin embargo, Pence defendió los eventos electorales celebrados por el presidente, Donald Trump,  en los que los asistentes no parecen dispuestos a usar mascarilla.

«La libertad de hablar y de reunirse pacíficamente está consagrada en la Constitución. El presidente y yo creemos que estamos tomando los pasos adecuados, dándole a la gente el mejor consejo que podamos, mientras les damos también el derecho de participar en el proceso político», dijo Pence.

El vicepresidente insistió además en continuar con el proceso de reactivación económica, pese a que el país enfrenta el peor momento de la pandemia, con casi 40,000 nuevos casos este jueves y un total de casi 2.5 millones de personas infectadas.

«Queremos reabrir nuestra economía, queremos que Estados Unidos avance hacia adelante», dijo Pence quien agregó que la misión del Gobierno es la de ser «socios con los estados en salvar vidas y reabrir de manera segura».

Ya son 11 los estados que han decidido poner pausa a sus planes de reactivación. Texas, que anunció ayer el congelamiento de sus fases de reapertura de negocios y este viernes ordenó el cierre de bares, fue el primero. Le siguieron Florida, también con una orden que ordena el cierre de bares.

Arizona, Arkansas, Carolina del Norte, Delaware, Idaho, Louisiana, Maine, Nevada, Nuevo Mexico han anunciado ya que no avanzarán en sus fases de reapertura.

El doctor Fauci aseguró que algunos estados «tal vez abrieron un poco demasiado pronto y otros abrieron a tiempo pero no siguieron los pasos de manera ordenada». Sin embargo añadió que no era tiempo de culpar a nadie.

«Debemos asegurarnos de retroceder unos metros y revisar [las guías para reabrir de manera segura los estados[. Necesitamos hacernos cargo de eso porque estamos todos juntos en esto», afirmó Fauci, «y la única forma en que vamos a terminar es terminando juntos».

332

 

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.