Publicidad

Telemundo Noticias

HUNTSVILLE, Texas – Un latino de Texas condenado a muerte fue indultado el miércoles por la noche tras alegar que el estado estaba violando su libertad religiosa al no permitir que su pastor pusiera sus manos sobre él en el momento de la inyección letal.

El reo iba a ser ejectutado por haber matado a un trabajador de una tienda de comestibles durante un robo en 2004 del que se llevó 1.25 dólares. El Tribunal Supremo bloqueó la ejecución de John Henry Ramírez unas tres horas antes de la ejecución.

Ramírez fue condenado por apuñalar mortalmente a Pablo Castro, de 46 años, que trabajaba en una tienda de Corpus Christi.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.