Publicidad

KSBY Noticias-

Actualmente, la planta de energía de Diablo Canyon está programada para cerrarse en unos pocos años, pero ahora PG&E está mostrando interés en solicitar fondos que podrían salvar la última planta de energía nuclear de California.

El Departamento de Energía de EE. UU. (DOE, por sus siglas en inglés) está buscando solicitudes para el programa de Crédito Nuclear Civil que permitirá a los propietarios y operadores de reactores nucleares solicitar fondos que los ayuden a permanecer abiertos.

Los $6 mil millones disponibles provienen del proyecto de ley de infraestructura bipartidista del año pasado.

En abril, el gobernador de California, Gavin Newsom, le dijo al LA Times que buscaría aprovechar estos fondos.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.