Publicidad

Telemundo Noticias

La pareja de Oklahoma considerada como la «principal sospechosa» de los asesinatos de sus seis hijos la semana pasada estaba atravesando una grave presión financiera y se había declarado en bancarrota con una deuda de 138,000 dólares, aseguran familiares.

Ocho personas fueron encontradas muertas el jueves en una casa en llamas en un suburbio del área de Tulsa en lo que las autoridades están investigando como un posible asesinato-suicidio.

El Departamento de Policía de Broken Arrow identificó el domingo a los padres como Brian y Brittney Nelson, pero no dio ninguna información nueva sobre si ambos adultos estaban implicados en los asesinatos de los niños, cuyas edades oscilaban entre 1 y 13 años.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.