Publicidad

Telemundo noticias

La medida anunciada por Mnuchin no afecta el plazo para declarar los impuestos estatales.

WASHINGTON.— El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha anunciado este viernes que, ante la pandemia del coronavirus, las autoridades han pospuesto la fecha de declaración de impuestos del 15 de abril al próximo 15 de julio, para dar más tiempo de preparación a los contribuyentes y negocios.

Desde su cuenta en Twitter, Mnuchin dijo que «todos los contribuyentes y negocios tendrán este tiempo adicional para la declaración (de impuestos), y hacer pagos sin intereses o penalidades». 

«Aliento a todos los contribuyentes que podrían recibir reembolso de impuestos a que hagan su declaración ahora para obtener su dinero», aconsejó Mnuchin.

El Servicio de Rentas Internas (IRS, por su sigla en inglés), explicó en una declaración que el aplazamiento de tres meses sólo aplica a la declaración de impuestos federales por los ingresos, por lo que los estadounidenses deben continuar tramitando los impuestos estatales para el 15 de abril.

Tampoco aplica a los pagos o depósitos de impuestos estatales, o pagos de otros tipos de impuestos no relacionados con los ingresos, según el IRS.

Los plazos para la declaración o pago de impuestos estatales varían de un estado a otro «y no siempre coincidente con el plazo para la declaración federal. El IRS urge a los contribuyentes a consultar a sus agencias de impuestos estatales para esos detalles», dijo la agencia. 

Se prevé que buena parte de los estados también posterguen sus plazos. 

Martha Castañeda, una contadora especializada en declaración de impuestos del área capitalina, dijo a Noticias Telemundo que avisó a sus clientes al solo recibir el anuncio del IRS, porque eso les dará un breve respiro en medio de la crisis. 

«Ya es suficiente lo que estamos viviendo, aparte de las consecuencias económicas, como el desempleo; quitar el requisito de hacer los impuestos a más tardar el 15 de Abril, es una preocupación menos para la gente», enfatizó.

Según Castañeda, las recomendaciones de «distanciamiento social» hubiesen dificultado que muchos estadounidenses pudiesen cumplir con el plazo original del 15 de abril. 

La andemia del coronavirus ya está en los 50 estados del país, donde ya hay más de 14,000 casos confirmados. 

La Administración Trump había causado confusión y críticas a principios de semana cuando indicó que la mayoría de los individuos y negocios podrían retrasar por 90 días el pago de impuestos federales, pero sin cambiar el plazo para la declaración de impuestos, que cada año es el 15 de abril.

Mnuchin había advertido que la postergación de 90 días en efecto hubiese causado una pérdida de al menos $300,000 millones en la economía, en unos momentos en que la pandemia ha causado el cierre de negocios, despidos, o reducción de horarios laborales para decenas de miles de trabajadores.

Ahora, cualquier pago al IRS por impuestos federales también queda postergado hasta julio. 

Ya antes del anuncio de Mnuchin, el IRS había efectuado reembolsos por unos $52,7 millones, con un promedio de $3,012, según un análisis de la cadena CNBC. 

Mnuchin hizo el nuevo anuncio mientras el Congreso continúa negociando un tercer paquete de alivio económico para mitigar los daños causados por la pandemia del coronavirus. 

De hecho, una propuesta republicana presentada ayer por el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, incluye la postergación del plazo para la declaración de impuestos.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.