Publicidad

Telemundo Noticias

En el peor punto de la pandemia de coronavirus, la industria de procesamiento de carne trabajó estrechamente con sus aliados políticos en la Administración de Donald Trump para evitar restricciones sanitarias y mantener los mataderos abiertos incluso cuando el COVID-19 se propagó rápidamente entre sus trabajadores, según un informe del Congreso publicado el jueves.

El reporte del Subcomité de la Cámara de Representantes para la Crisis del Coronavirus afirma que las empresas cárnicas presionaron para mantener sus plantas abiertas a pesar de que sabían que los trabajadores estaban en alto riesgo de contraer el virus.

Esa presión llevó a los funcionarios de los Departamentos de Salud y de Trabajo a diluir sus recomendaciones para esta industria y culminó en una orden ejecutiva que Trump emitió en la primavera de 2020 designando a las plantas de carne como infraestructuras críticas que debían permanecer abiertas pese a la pandemia.

El representante demócrata Jim Clyburn, que lidera el subcomité, dijo que los funcionarios del Departamento de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés) y la industria cárnica priorizaron la producción y las ganancias sobre la salud de los trabajadores. Al menos 59,000 empleados contrajeron el virus y 269 murieron.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.