Publicidad

Univision Noticias

Una vez que reciba el alta hospitalaria, el conductor quedará arrestado bajo sospecha de intento de asesinato y abuso de menores. Ha sido identificado como un médico radiólogo de un hospital de Los Ángeles. La mujer y los dos niños que sobrevivieron son su familia, según un comunicado del Providence Holy Cross Medical Center.

El conductor de un auto que se precipitó por un acantilado en el norte de California, hiriendo gravemente a dos niños y un segundo adulto tras una caída de 250 pies, fue arrestado bajo sospecha de intento de asesinato y abuso de menores, dijo el martes la Patrulla de Carreteras de California.

Dharmesh A. Patel de Pasadena pasará a la cárcel del condado de San Mateo después de ser dado de alta de un hospital, dijo la patrulla de carreteras en un comunicado.

«Los investigadores de CHP trabajaron durante toda la noche entrevistando a testigos y recogiendo pruebas de la escena», dijo el comunicado de la patrulla de carreteras. «Basándose en las pruebas recogidas, los investigadores desarrollaron una causa probable para creer que este incidente fue un acto intencional».

Patel, de 42 años, conducía un Tesla donde viajaban una mujer de 41 años, una niña de 7 años y un niño de 4 años, según documentos judiciales citados por CBS News.

Patel es médico radiólogo en el Providence Holy Cross Medical Center, en la zona de Mission Hills, en Los Ángeles, y un comunicado emitido por el hospital el martes indicaba que en el auto viajaban miembros de su familia.

«El Providence Holy Cross Medical Center se entristece profundamente al enterarse de un incidente de tráfico que involucra a uno de nuestros médicos y su familia», dice el comunicado, del que informó la KABC-TV. «Estamos muy agradecidos de que no haya habido heridos graves. No responderemos más, ya que este incidente está bajo investigación», añadió.

Así se salió el auto en el ‘tobogán del diablo’

El vehículo iba este lunes hacia el sur por la carretera de la costa del Pacífico, se salió del camino y cayó por el acantilado conocido como Devil’s Slide , ubicado al sur del túnel de Tom Lantos.

El Tesla cayó en picado más de 250 pies (76 metros) desde la autopista y se estrelló contra un afloramiento rocoso. Parece haber dado varias vueltas de campana antes de aterrizar sobre sus ruedas, encajado contra el acantilado a pocos metros del mar, detalló el lunes Brian Pottenger, jefe de batallón de Coastside Fire Protection District/Cal Fire.

Las autoridades dijeron que fue un milagro que los cuatro sobrevivieran después del accidente.

Los accidentes en Devil’s Slide, una zona costera escarpada, rocosa y sinuosa situada a unas 15 millas (24 kilómetros) al sur de San Francisco, entre Pacifica y Montara, rara vez acaban con supervivientes. El lunes, las víctimas se encontraban inicialmente en estado crítico, pero los cuatro estaban conscientes y alerta cuando llegaron los equipos de rescate.

«Vamos allí todo el tiempo por autos despeñados y nunca sobreviven. Esto ha sido un auténtico milagro», dijo Pottenger el lunes.

No había barandilla en el lugar donde el automóvil cayó por el acantilado, dijeron las autoridades.

El rescate de los supervivientes

Los testigos llamaron al 911 sobre las 10:15 horas del lunes y los equipos instalaron un sistema de cuerdas desde la autopista para bajar a los bomberos por el acantilado, explicó el jefe del batallón. Al mismo tiempo, otros bomberos que vigilaban el automóvil con prismáticos advirtieron de repente movimiento, señal de que al menos una persona seguía viva.

El incidente pasó de lo que probablemente había sido una recuperación de cadáveres a una operación de rescate que duró varias horas en medio de una lluvia constante, fuertes vientos, carreteras resbaladizas y olas rompientes.

Las puertas estaban aplastadas contra el acantilado y atascadas, por lo que los bomberos se vieron obligados a sacar a las víctimas utilizando unas potentes tenazas las llamadas «mandíbulas de la vida».

Los bomberos sacaron a los niños por la ventanilla trasera y los subieron al acantilado a mano en una cesta de rescate utilizando el sistema de cuerdas. Fueron trasladados al hospital en ambulancia con lesiones musculoesqueléticas.

Los adultos presentaban lesiones traumáticas y tuvieron que ser izados por un helicóptero hasta el acantilado. Ambos fueron trasladados al hospital, según el jefe del batallón.

El accidente de San Mateo ocurre solo unos días después de que en el mismo estado de California tuviera lugar otro incidente en el que una pareja de Los Ángeles pudo salvar la vida después de caer de 300 pies de altura a bordo de su auto.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.