Publicidad

Por el Dr. Henning Ansorg, M.D., FACP, Oficial de Salud del Condado de Santa Bárbara, Departamento de Salud Pública

Para volver a las cosas que disfrutábamos antes de el COVID-19, como las reuniones, los viajes, el entretenimiento en vivo, la educación en persona y las cenas en el interior, es fundamental que aumentemos la cantidad de pruebas de COVID-19 en nuestro Condado, así como el enmascaramiento, la distancia física y la vacunación cuando no sea nuestro turno.

El estado de California actualmente clasifica al Condado de Santa Bárbara en el «nivel morado» más restrictivo, y para que podamos pasar al «nivel rojo» menos restrictivo, una de las cosas que debemos hacer es aumentar nuestras pruebas de COVID-19. En nuestro condado, todavía tenemos una amplia transmisión en la comunidad, con alrededor de 25 casos por cada 100.000.

En este momento, es más importante que nunca hacerse las pruebas del virus COVID-19 porque las pruebas frecuentes son la mejor manera (aparte de vacunarse una vez disponibles) de asegurarse de que los casos positivos se identifican rápidamente y se aíslan para frenar el contagio.

¿Le sorprendería saber que alrededor del 50% de las personas infectadas NO tienen síntomas cuando dan positivo? La mayor carga viral en las personas infectadas se produce normalmente 48 horas antes de que comiencen los síntomas. Su amigo o vecino que no parece ni se siente enfermo, podría transmitir el virus. Identificar y aislar los casos positivos del virus y poner en cuarentena a los contactos sigue siendo una herramienta muy poderosa para frenar la progresión de este virus.

¿Quién debe hacerse la prueba?  Si tiene previsto viajar, reunirse (incluso en pequeños grupos) o estar cerca de personas ajenas a su hogar, debe hacerse la prueba del virus, aunque se encuentre perfectamente bien.  Si ha estado expuesto a alguien con COVID-19, o a alguien que muestre síntomas del virus, también debe hacerse la prueba.  Los equipos de atletismo que juegan y practican juntos se les requiere que se tomen las pruebas diariamente incluyendo a sus entrenadores, y se espera que el personal de las escuelas tomen las pruebas del COVID-19 semanalmente o cada dos semanas cuando ya estén en instrucción en persona y en el Nivel Morado.

Aunque no tenga síntomas de COVID, como pérdida del gusto o del olfato, tos o fiebre, puede tener el virus y contagiar a otras personas. Es importante seguir llevando un cubrebocas, mantener la distancia física y evitar las reuniones y los viajes.  La única manera de saber con seguridad si se tiene el virus Corona es haciéndose la prueba.

Algunos pueden pensar que ahora que hay una vacuna, las pruebas ya no son importantes, pero en realidad, la pandemia aún no ha terminado, y sigue siendo muy importante hacer pruebas, aislar, distanciarse socialmente y usar un cubrebocas. En realidad, estas medidas son aún más poderosas que la vacunación por sí sola.  Combinadas, nos harán superar la pandemia más rápidamente y con menos personas que enfermen gravemente o mueran a causa de la enfermedad.

Por favor, vacúnese cuando sea su turno.  ¡No baje la guardia! ¡Manténgase seguro en el Condado de Santa Bárbara y hágase la prueba!.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.