Publicidad

Univision Noticias

Congresistas reviven plan que, de ser aprobado, permitiría redistribuir miles de residencias permanentes que no se utilizaron en los últimos 30 años y de esa manera aliviar la espera en el Boletín de Visas, donde algunos familiares no inmediatos aguardan hasta 30 años para poder viajar a Estados Unidos y recibir la tarjeta verde.
Un grupo de congresistas demócratas presentó ante el Comité de Asignaciones para el año fiscal 2023 una iniciativa de ley que, de ser aprobada por el pleno de ambas cámaras del Congreso, rescataría miles de residencias (green cards) no utilizadas en las últimas tres décadas.

El objetivo del plan es descongestionar la larga fila de extranjeros que aguardan el ajuste de estatus ya sea por familia o empleador, cuyo avance está regulado por el Boletín de Visas del Departamento de Estado.

También depende de la agilidad en el procesamiento de solicitudes por parte del servicio de inmigración, que a finales de diciembre del año pasado tenía casi 1.7 millones de solicitudes pendientes, de acuerdo con su base de datos.

De qué se trata

La propuesta, elaborada por la congresista Grace Meng (demócrata por Nueva York), recomienda incluirla como enmienda dentro del plan de gastos del año próximo. Fue aprobada por el comité de Asignaciones con 32 votos a favor y 25 en contra.

El plan busca rescatar miles de tarjetas verdes de las cuotas de los últimos 30 años autorizadas por el Congreso, y que no han sido asignadas y se pierden al finalizar cada año fiscal.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), agencia encargada de administrar la cuota anual de residencias y visas, tiene más de 9 millones de casos acumulados, entre ellos la residencia legal permanente (LPR).

La enmienda de Meng también contempla todas aquellas visas disponibles para extranjeros a quienes no se les permitió ingresar al país debido a las prohibiciones de viaje del gobierno anterior en el marco de la política migratoria de ‘tolerancia cero’.

La iniciativa para recuperar visas familiares y de empleo

De acuerdo con la iniciativa de ley, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), bajo cuyo mando opera el USCIS, estaría facultado para recuperar y distribuir visas familiares y de empleo que no fueron utilizadas ya sea por asuntos burocráticos, demoras en el procesamiento u otras interrupciones desde el año 1992.

La cuota anual de visas de residencia (green card) se regula por el Boletín de Visas que incluye las categorías asignadas por ley dependiendo del grado de parentesco y nacionalidad del inmigrante (beneneficiario).

La propuesta de Meng recomienda distribuir las residencias y visas recuperadas en porcentajes que favorecerían primero a cónyuges e hijos (familiares inmediatos). Luego se incluirían otras categorías tal como hermanos.

También prioriza la asignación de residencias a extranjeros patrocinados por un empleador.

Un programa similar enviado por Meng el año pasado fue debatido en el paquete de gasto social de la Cámara Baja, pero sin éxito.

La iniciativa surgió tras la aprobación, el 18 de marzo del 2021, de dos iniciativas que incluían un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados, entre ellos dreamers, titulares de TPS, trabajadores esenciales y campesinos. Ambos proyectos se detuvieron en el Senado por falta de apoyo bipartidista.

El Boletín de Visas

El Boletín de Visas es un informe mensual publicado por el Departamento de Estado (DOS) que indica cuántas visas de inmigrante hay disponibles y cuando estarán listas para ser procesadas. “Esto es lo que se llama la disponibilidad y fecha de prioridad de visas”, explica Nelson Castillo, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California.

“El boletín sirve para averiguar cuánto tiempo de demora hay para los trámites de visa de inmigrante (debido a la cuota anual), según el país de origen. También es una guía para emitir visas en los consulados y embajadas de Estados Unidos”, agrega.

La visa de inmigrante se otorga al extranjero que tiene un cupo de visa disponible en el Boletín de Visas, viaja al extranjero y regresa para luego recibir la green card.

“Inmigrantes que someten una solicitud y están esperando su turno para una visa de inmigrante pueden ver cuando se procesará su fecha de prioridad en el Boletín de Visas”, cuyas fechas se ordenan según un sistema de preferencia que rige las categorías de visas de inmigrante, explica.

Castillo dijo además que “el Boletín de Visas no aplica para solicitudes de visas de parientes inmediatos de ciudadanos estadounidenses —o sea padres, cónyuges e hijos solteros menores de 21 años. Estas personas tienen acceso inmediato a una visa de inmigrante siempre y cuando cumplan con todos los requisitos”.

Miles no se usaron

La nueva propuesta de Meng menciona que cada año hay disponibles 140,000 tarjetas verdes basadas en el empleo y 226,000 green card disponibles para miembros de la familia. De esas, “unas 200,000 se desperdiciaron el año pasado debido a la pandemia del COVID-19 y la reducción de las operaciones de inmigración tanto en las embajadas y consulados, así como en las dependencias de USCIS”, indica el texto.

“No es la primera vez que se habla de una propuesta como esta”, dice Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California.

“Lo interesante de este plan es que no se requiere una nueva ley, sino reasignar las visas que ya fueron aprobadas para un año fiscal y no se utilizaron”, agregó.

“Si no se usan dentro del año fiscal correspondiente se pierden. Y gracias a una iniciativa como esta se pueden reutilizar. Ayudaría mucho al descongestionamiento del Boletín de Visas”, dijo Gálvez.

“Hay algunas categorías, como por ejemplo de hermanos mexicanos de ciudadanos estadounidenses, esperan 30 años por una green card”, precisó. “Otra categoría que también espera muchos años con los hijos casados que deben esperar más de 20 años por un cupo de visa disponible”, agregó.

Para que la propuesta de Meng sea aprobada necesita 218 votos en la Cámara de Representantes y 60 en el Senado, donde los demócratas solo tienen 50.

El año pasado, Meng dijo que era “inaceptable mantener a las personas en el limbo y destruir sus posibilidades de estar con sus seres queridos o aceptar promociones laborales y ofertas de trabajo”.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.