Publicidad
Telemundo Noticias
En una muestra de unidad, los legisladores republicanos y demócratas condenaron rápidamente el ataque militar de Rusia contra Ucrania y prometieron infligir daños económicos al presidente Vladimir Putin mediante la imposición de un torrente de nuevas sanciones.
La senadora Marsha Blackburn, republicana por Tennessee, dijo que quiere que Rusia sea excluida del sistema bancario internacional SWIFT, una red que conecta más de 11,000 instituciones financieras en todo el mundo. El senador Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur, pidió a las fuerzas del orden internacionales que se centren en Putin y sus aliados confiscando sus “lujosos apartamentos, obras de arte, yates” y otros artículos.
Y el senador Thom Tillis, republicano por Carolina del Norte, afirmó que Estados Unidos debe seguir enviando apoyo financiero y armas a Ucrania mientras se defiende de Rusia. “La invasión de Ucrania por parte de Rusia es un acto de guerra premeditado y flagrante”, lamentó el senador Jim Risch, por Idaho, el principal republicano de la Comisión de Relaciones Exteriores. “Estas no son las acciones de una nación y un pueblo orgullosos, sino las de un hombre desesperado cuyo único deseo es sembrar el caos para parecer fuerte”, agregó.
Su homólogo demócrata, el presidente de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Menéndez, por Nueva Jersey, dijo que el “ataque no provocado” de Putin ha subrayado la necesidad de incluir al presidente ruso en una lista negra y “expulsar a los actuales dirigentes del Kremlin de la comunidad internacional». “El día de hoy debe marcar un cambio histórico en la forma en que el mundo ve y trata al déspota de Moscú”, señaló Menéndez. El aluvión de declaraciones y tuits del Capitolio se produjo momentos después de que Putin declarara el jueves, hora local, en un discurso televisado a nivel nacional, que Rusia estaba lanzando una operación militar para apoyar la “desmilitarización y desnazificación” del este de Ucrania.
Se escucharon explosiones en ciudades de todo el país, incluida la capital, Kiev, donde sonaron sirenas de emergencia. En su mayor parte, los demócratas y los republicanos se mostraron bipartidistas, presionando a Biden para que fuera más allá en las sanciones a Rusia, pero reservando su furia para Putin. “Siguiendo las noticias de la nueva invasión de Ucrania por parte de Putin con enorme preocupación y rabia”, tuiteó el senador Ted Cruz, republicano por Texas, feroz crítico de Biden. “Estados Unidos estará con nuestros aliados ucranianos, seguirá proporcionándoles armas para defenderse y trabajará para contrarrestar a Putin y hacer que los responsables de esta agresión rindan cuentas”, añadió. Y los principales republicanos de las comisiones de Asuntos Exteriores, Servicios Armados e Inteligencia de la Cámara de Representantes también apuntaron directamente a Putin. “Las últimas horas han dejado al descubierto para que el mundo sea testigo del verdadero mal que es Vladimir Putin.”, señalaron Mike McCaul, republicano por Texas, Mike Rogers, por Alabama, y Mike Turner, por Ohio, en una declaración conjunta. “Cada gota de sangre ucraniana y rusa derramada en este conflicto está en manos de Putin, y sólo en las suyas”, agregaron.
Sin embargo, hubo un puñado de republicanos que echaron la culpa del ataque ruso a los pies de Biden. “Joe Biden no ha mostrado nada más que debilidad e indecisión”, opinó el senador Josh Hawley, republicano por Minnesota, considerado un posible candidato presidencial para 2024. “Ahora es el momento de mostrar un propósito firme. Sancionar al sector energético de Rusia -el motor de su economía- hasta ponerlo de rodillas y reabrir la producción energética estadounidense a toda máquina», afirmó. En un comunicado, Biden lamentó que Putin había “elegido una guerra premeditada” y prometió imponer unilateralmente otra ronda de sanciones paralizantes a Rusia el jueves, sólo dos días después de haber apuntado a Putin con un tramo inicial de sanciones.
Pero cualquier acción del Congreso sobre las sanciones tendrá que esperar al menos hasta la próxima semana, cuando los legisladores de la Cámara de Representantes y del Senado regresen de su receso del Día del Presidente. Mientras tanto, altos funcionarios de la Administración Biden, entre ellos el secretario de Estado Antony Blinken y el secretario de Defensa Lloyd Austin, tienen previsto celebrar una sesión informativa telefónica no clasificada para los senadores el jueves sobre los acontecimientos en Ucrania. A continuación, se celebrará una sesión informativa separada para los legisladores de la Cámara de Representantes. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y otros altos cargos demócratas han comparado la incursión militar de Putin con el avance militar de Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, la última vez que hubo una guerra importante en Europa. “Este es un día trascendental y trágico en el que una vez más vemos a un dictador en Europa intentar rehacer el mapa del continente utilizando su poder militar”, señaló el presidente de la Cámara de Representantes, el demócrata Adam Schiff, en el programa The Last Word with Lawrence O’Donnell de MSNBC, cadena hermana de Noticias Telemundo.
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.