Publicidad

AP News

CONDADO DE SANTA BARBARA, California – Algunos residentes de la Costa Central reaccionaron después de que un juez federal en Texas ordenó a la administración de Biden que dejara de aprobar las solicitudes de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, conocida como DACA. El juez dice que es ilegal. DACA se creó durante la administración de Obama en 2012. Tenía la intención de dar un respiro temporal a los inmigrantes indocumentados que fueron traídos a los Estados Unidos cuando eran niños y trabajan legalmente en este país.

Los residentes de la Costa Central tienen reacciones encontradas a la pausa del programa. El mayor proveedor de servicios legales de inmigración en el condado de Santa Bárbara, IMPORTA, dice que apoya a la comunidad DACA.

IMPORTA dice que muchos en la comunidad tienen miedo. Los republicanos del condado de Santa Bárbara dicen que están de acuerdo con lo que hizo el juez del sur de Texas. Dicen que el programa fue una «extralimitación presidencial». “El poder de hacer leyes es algo que se le confía al Congreso y no al presidente”, dijo el tesorero del Partido Republicano del Condado de Santa Bárbara, Greg Gandrud. “Estos jóvenes inmigrantes ahora son padres y brindan protección contra la deportación a muchas familias”, dijo la Coordinadora de Admisión de IMPORTA, Joana Barerra. Esta decisión solo afecta a los nuevos solicitantes y no a los beneficiarios actuales de DACA.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.