Publicidad

AP News

Con millones de residentes de Texas aún sin electricidad en medio de temperaturas gélidas, los comentaristas conservadores han afirmado falsamente que las turbinas eólicas y la energía solar fueron las principales culpables. «Nunca deberíamos construir otra turbina eólica en Texas», decía una publicación del martes en Facebook del comisionado de Agricultura de Texas, Sid Miller. «El experimento fracasó a lo grande». “Este es un ejemplo perfecto de la necesidad de fuentes de energía confiables como el gas natural y el carbón”, tuiteó el martes el senador estadounidense Steve Daines, un republicano de Montana.

En realidad, las fallas en los sistemas de gas natural, carbón y energía nuclear fueron responsables de casi el doble de interrupciones que las turbinas eólicas y los paneles solares congelados, dijo en una conferencia de prensa el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas, que opera la red eléctrica del estado. Aún así, una variedad de afirmaciones engañosas se difundieron en las redes sociales en torno a las energías renovables, y las turbinas eólicas y el Green New Deal recibieron gran parte de la atención.

Una foto viral de un helicóptero descongelando una turbina eólica fue compartida con afirmaciones de que mostraba una solución «química» que se estaba aplicando a uno de los enormes generadores eólicos de Texas. ¿El único problema? La foto fue tomada en Suecia hace años, no en los Estados Unidos en 2021. El helicóptero roció agua caliente sobre la turbina eólica, no productos químicos.

Otros usuarios de las redes sociales, incluida la representante republicana de los Estados Unidos Lauren Boebert de Colorado, etiquetaron de manera desconcertante al Green New Deal como el culpable. Boebert tuiteó el lunes que la propuesta «resultó insostenible ya que las energías renovables son claramente poco fiables». Pero el Green New Deal es irrelevante, ya que no existe ninguna versión de él en Texas ni en todo el país, dijo Mark Jacobson, director del Programa de Atmósfera / Energía y profesor de ingeniería civil y ambiental en la Universidad de Stanford.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.