Publicidad

AP News

TEL AVIV, Israel (AP) – Los opositores del primer ministro Benjamin Netanyahu presionaron el jueves para que el parlamento votara rápidamente para poner fin formalmente a su prolongado gobierno, con la esperanza de evitar cualquier intento de última hora de descarrilar al recién anunciado gobierno de coalición.

La última maniobra política comenzó pocas horas después de que el líder de la oposición Yair Lapid y su principal socio de coalición, Naftali Bennett, declararan que habían llegado a un acuerdo para formar un nuevo gobierno y obtener la mayoría en la Knesset o parlamento de 120 miembros.

La coalición está formada por ocho partidos de todo el espectro político con poco en común, excepto el objetivo compartido de derrocar a Netanyahu después de un récord de 12 años en el poder. La alianza incluye a miembros de la línea dura anteriormente aliados con Netanyahu, así como a partidos de centro izquierda e incluso a una facción árabe, una novedad en la política israelí.

Netanyahu arremetió contra sus enemigos el jueves, señalando que continuará ejerciendo presión sobre los antiguos aliados que se unieron a la coalición. «Todos los miembros de la Knesset que fueron elegidos con votos de derecha deben oponerse a este peligroso gobierno de izquierda», escribió en Twitter.

El drama cautivó a los israelíes en un momento en el que el tumulto no ha escaseado: cuatro elecciones inconclusas en dos años seguidas de una guerra de 11 días en la Franja de Gaza el mes pasado que estuvo acompañada de violencia de masas entre judíos y árabes en ciudades de todo el país. .

El país también está emergiendo de la crisis del coronavirus que causó profundos daños económicos y expuso las tensiones entre la mayoría secular y la minoría ultraortodoxa. Sin embargo, el debate político se ha centrado directamente en Netanyahu, quien enfrenta cargos de corrupción, y si debe quedarse o irse.

“Nunca tuvimos una coalición como esta”, dijo Hillel Bar Sadeh en una cafetería en Jerusalén. “Nos gusta tener un espíritu nuevo, nos gusta tener algo de unidad”. El propietario de la cafetería, Yosi Zarifi, dijo que confía en que Netanyahu regresará al poder y desconfía de la coalición. “Todo el mundo tiene claro que este truco no durará, no habrá pegamento (para mantenerlo unido) aquí”, dijo.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.