Publicidad

Milenio

El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró el proyecto migratorio de Joe Biden, nuevo presidente de Estados Unidos, para dar ciudadanía a migrantes y aseguró que hay «muy buena relación con el nuevo gobierno, coincidimos con la agenda que presentaron». En conferencia de prensa matutina, el mandatario celebró la iniciativa de ley para regularizar a residentes mexicanos y de otras nacionalidades que están viviendo en Estados Unidos para «dar facilidades para que haya esa regularización a mexicanos que puedan tener la doble nacionalidad y eso es muy bueno». «No tenemos nosotros nada que objetar, al contrario coincidimos en que eso debe hacerse desde luego desde la independencia que tiene el gobierno de Estados Unidos como país y como gobierno soberano pero sí lo vemos muy bien», comentó López Obrador.

El Presidente reconoció que el gobierno de Biden dé atención prioritaria al tema de la pandemia por covid-19 en ese país; un asunto que, dijo, «es lo que más está dañando en el mundo». En tanto, aseguró que entre ambos países no habrá enfrentamientos a pesar de que algunas personas personas «estén apostando» a que esto ocurra, pero dijo que «se van a quedar con las ganas» «No hay ninguna amenaza en contra de México para dejarlo en claro, o sea que los que están apostando a que nos vamos a enfrentar al gobierno de EU se van a quedar con las ganas, para hablar en plata porque siempre apuestan a que va a haber enfrentamientos, pleitos, no.

La política se inventó entre otras cosas para evitar la confrontación, para evitar la guerra, entonces no hay ningún problema», aseveró. Biden borra legado de Trump en horas Biden se convirtió en el presidente 46 de la historia de ese país y su investidura inició hoy con el Inauguration Day (Día de Inauguración, traducido al español), mientras que Kamala Harris juró como la primera vicepresidenta en Norteamérica. En sus primeras horas como presidente Joe Biden borró algunas de las más importantes políticas puestas en marcha durante los cuatro años de gobierno de su antecesor, Donald Trump.

En el mismo día en que rindió protesta al cargo, el mandatario demócrata número 46 del país vecino firmó 17 órdenes ejecutivas o decretos mediante los cuales echó por tierra acciones clave de la administración republicana anterior, como la construcción del muro en la frontera con México, la suspensión del programa de apoyo a dreamers (conocido como Acción Diferida para los Llegados en la Infancia o DACA, por sus siglas en inglés), la salida del país de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Acuerdo de París. Además, inaugurando la que se anticipa como una nueva era en la Casa Blanca, Biden cumplió su promesa electoral en el primer día de su mandato, al presentar un amplio proyecto de ley de inmigración que incluye una vía a la ciudadanía para unos 11 millones de indocumentados.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.